Categoría: Quiénes somos

Red de conocimiento online. Canal Senior y cohousing

1446807473_messageCanal Senior es una interesante red del conocimiento en temas de tecnología, ocio, hogar, salud, moda y belleza, deportes, alimentación y economía, orientada específicamente al colectivo de mayores. En los seminarios o conferencias online, totalmente gratuitos, puedes escuchar a las personas ponentes y también intervenir sin más tecnología adicional que el micrófono a través de tu ordenador, móvil o tableta.

Hoy, jueves 19 de noviembre, un curso online de 11,30h a 12,30 te ayudará a enviar correos electrónicos a través de tu dispositivo móvil. En este mes se impartirán además cursos sobre el uso de whatsapp o edición de fotografías. El calendario de próximas actividades, lo puedes ver aquí.

Hace tiempo que se emitió una charla-coloquio online en Canal Senior sobre Cohousing y Jubilares. Algunas personas nos pedís el enlace y hoy lo compartimos aquí:

Senior Cohousing. Una forma de vivir compartiendo y colaborando

El “Senior Cohousing” es una solución que aporta, como expresa Greg Banford, un buen equilibrio entre vida privada / comunidad / vida social en que se incluye. Son lugares divertidos, donde se vive muy bien, y siempre tienen demanda (lista de espera).
 
En esta charla online y de la mano de Miguel Ángel Mira, Presidente de la Asociación Jubilares, conocerás en qué consiste este nuevo modelo de vivir tu jubilación en compañía de más personas que comparten las mismas inquietudes y quieren disfrutar al máximo de esta etapa de la vida.
 
Contenidos:
  • En qué consiste el Sénior Cohousing.
  • Los pasos a seguir para crear nuestra comunidad de cohousing.
  • Características de las comunidades de cohousing.
Jubilares - Canal Senior

Pincha en la imagen para ver el vídeo

Pequeños pasos que dejan huella

Tan solo hace dos años y medio que nació nuestra asociación. Nuestros pasos son por ello aún breves, pero firmes y sobre todo… cada vez más numerosos. Porque juntos caminamos un grupo cada vez más nutrido de personas y organizaciones ilusionadas con un cambio de paradigma que reafirma el protagonismo de las personas, cualquiera que sea nuestra edad, en el ejercicio de nuestro derecho a participar y ser autónomas, a autogestionarnos, a decidir libremente según nuestras preferencias, a vivir con el soporte de una comunidad en la que nos sintamos verdaderamente incluidas.

Cartel III AsambleaEn ello trabaja la Asociación Jubilares. A distintas escalas y desde distintas dimensiones. Teníamos una deuda pendiente con vosotros que nos leéis. Como en otras ocasiones, hacemos balance al acabar el año y planificamos, en la medida de lo posible, las acciones a emprender durante el que comienza. Esta vez, a propósito de la III Asamblea General Ordinaria de la asociación Jubilares, que tendrá lugar el próximo día 5 de mayo, presentamos con cierto retraso nuestros pequeños logros, el resumen de actividades que realizamos en 2014, las que se quedaron pendientes y un avance de lo que vendrá, si seguimos como hasta ahora, sumando fuerzas y colaborando con todas vosotras y vosotros.twitter jubilares

Seguimos, como en periodos anteriores, haciendo mucha difusión:

Hablando de los medios online, a través de este blog hemos llegado ya a algunas decenas de miles de lectores (en 2014 publicamos 48 artículos; los más visitados fueron “Arrugas y el cambio de paradigma“, “Las paradojas de la vejez“, “La prometedora revolución del envejecimiento global“, o “Del cohousing al jubilar“). Además hemos impulsado el trabajo en nuestra cuenta de Twitter y seguimos publicando entradas y compartiendo contenidos de otros muchos usuarios de Facebook.

Entre las apariciones en otros medios, durante 2014 tuvimos la oportunidad de charlar en el programa de radio “Juntos paso a paso” en RNE, se nos dio voz en el programa Ecos del Cambio de Ecocentro TV, y fuimos una de las “33 alternativas económicas para vivir de otra manera” en el suplemento especial del mismo nombre.

IMG_2573IMG_1107En 2014 tuvimos el honor de poder debatir sobre cohousing con VIC y otros en La Casa Encendida, participar con un stand en la II Feria de Economía Solidaria de Madrid, charlar en una ponencia en el Congreso de Psicogerontología de Madrid, o el Congreso Internacional World Sustainable Building Barcelona 2014. Realizamos coloquios en Alcoy, Las Rozas, Murcia, Torreperogil, Guadarrama, en el Colegio de Psicólogos de Madrid, y en la misma ciudad, con Social&Social en Espíritu 23 o Insólitas en La Ciudad Invisible.

Jubilares-SienacoopNuestro afán por tejer y fortalecer la red que recoge los principios enunciado más arriba nos llevó en 2014 a convenios formales o acciones de colaboración con organizaciones como Siena Cooperativa, Creando Redes, IMSERSO (Ciudades Amigables con las personas mayores), SEGG, Fundación Mapfre y su Escuela de Bienestar, Intersocial, FIARE Banca Ética, AMU, CEATE, UDP, Social&People, Ecómetro, Mibarrio y muchas otras. En el verano pasado viajamos a Holanda para conocer de forma más cercana a algunos de las experiencias de cohousing más relevantes.

SONY DSCTambién fue en 2014 cuando, gracias a vuestro apoyo, logramos el Premio de la red Modelo y Ambiente a la Buena Práctica más votada relacionada con la aplicación del modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona, en la categoría de “Diseño y actuaciones ambientales y tecnológicas”.

Investigación y publicaciones: seguimos investigando sobre el modelo gerontológico centrado en la persona, y apoyando la labor de investigadores que se acercan al cohousing desde una u otra perspectiva científica. Aparte de algunos artículos como el de Envejecimiento [en-red] y otros, hemos participado en la publicación del libro Community Lover´s Guide Madrid (que saldrá a la luz en breve), un capítulo del manual para ciclos formativos realizado por la SEGG, o el capítulo “Alternativas de Vivienda” de la Escuela de Bienestar.

También fue el año pasado cuando formalizamos el acuerdo con Charles Durrett para la traducción al español del internacionalmente conocido “The Senior Cohousing Handbook“, que esperamos esté en las librerías después de este verano.

The Senior Cohousing Handbook

The Senior Cohousing Handbook. Ch.Durrett

Presentacion-grupoCreación de comunidades “jubilares”: en 2014 avanzamos principalmente en el trabajo con dos grupos que quieren establecerse en Madrid, y uno en Extremadura. Hemos estudiado decenas de ubicaciones y realizado gestiones con distintos servicios de los ayuntamientos, comunidades autónomas o entidades financieras, con resultados fructíferos de cara a ir eliminando trabas para facilitar los cada vez más demandados proyectos de iniciativa ciudadana y de autogestión.

Hasta el momento hemos participado en el asesoramiento y orientación de hasta 16 grupos de personas de toda España. Algunos de ellos esperan continuar sumando apoyos para lanzar de forma visible su iniciativa. Por otra parte, en 2014 superamos la centena de personas que a título individual se dirigen a la asociación para situarlas en “lista de espera”. Desde Jubilares sugerimos si es posible su integración en alguno de los grupos, o bien, cuando el número de interesadas es significativo, convocamos a las que podrían resultar afines.

socios amigosEl número de personas socias de Jubilares creció considerablemente en 2014. Son ellas las que hacen posible toda esta labor. Sois también vosotras, que leéis estas líneas, las que podéis aportar vuestro granito de arena. De acuerdo con nuestros Estatutos, los socios amigos de Jubilares no tienen ninguna cuota económica obligatoria, realizan la aportación del tipo que desean, dando sentido a este equipo de personas que entre todos vamos haciendo inteligencia colectiva.

Únete a la asociación Jubilares

El martes 5 de mayo convocamos, para todas las socias y socios de Jubilares, la III Asamblea General Ordinaria, donde expondremos y dialogaremos nuevamente sobre qué somos y a dónde vamos. Será a las 17,00h en C/ Santa Cruz de Marcenado 9 de Madrid, sede de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), de la que somos asociación sectorial. Si aún no eres socio o socia de Jubilares, puedes rellenar este formulario y enviárnoslo o presentarlo allí mismo. En todo caso os rogamos nos confirméis asistencia previa (a info@jubilares.es) si es posible.

Seguimos adelante, despacito y con mucha ilusión. Y aunque todavía somos muy pocos, nuestra labor más o menos discreta y serena, creemos que nuestros pequeños pasos sí van dejando huella.

Pintar con el corazón

Cuando afirmamos que en una “quinta generación de residencias de mayores”, un senior cohousing – o jubilar – una pieza clave para la salud es el soporte que da la comunidad (las amistades, la vecindad…) en absoluto descartamos la eventual necesidad del trabajo de profesionales del ámbito sociosanitario.  En cada caso se habrá de contar con los servicios profesionales adecuados, proporcionados por los sistemas de salud público o privado de que dispone cada persona o por los que la cooperativa desee contratar. Porque el objetivo es seguir en casa hasta cualquier nivel de dependencia.

El tipo de cuidado coherente con un jubilar, que cuenta con la participación y la autonomía de las personas como ariete frente al envejecimiento biológico, pasa necesariamente por un “modelo de atención integral y centrado en la persona“. Cuando hablamos de “profesionales sin bata” nos referimos a equipos de profesionales de apoyo, personas que están al lado de las personas que requieren sus servicios. La atención centrada en la persona exige que ésta no sea tratada como “paciente” sino desde la integralidad como persona. Desde hace décadas el trabajo en gerontología se comprende desde una visión multidimensional porque así son las necesidades de las personas. Cada vez más profesionales quieren trabajar desde la empatía, como expresan desde la Fundación NewHealth dicen querer “volver a ser lo que nos trajo al mundo de la sanidad”, y se atreven incluso a “pintar con el corazón”:

“Ponerse en la piel de los demás, ser capaces de comprender lo que la otra persona siente en una situación determinada” es uno de los puntos que resumen el trabajo de los nuevos roles y equipos de atención de los y las profesionales que trabajan desde el modelo de atención centrada en la persona. Así se expresa en el cuaderno 4 de una interesante serie que publica la Fundación Matia y el Gobierno Vasco, en cuya redacción han trabajado cuatro grandes de la gerontología: Teresa Martínez, Pura Díaz-Veiga, Mayte Sancho y Pilar Rodríguez.

El cambio de rol no es fácil, existen múltiples resistencias (propias y ajenas), existen dificultades aunque también alternativas que hay que saber descubrir… Cada vez se va acumulando más experiencia y por ello los equipos profesionales cuentan con más apoyo, dentro y fuera de su ámbito laboral.

Una pieza clave en el modelo de atención centrado en la persona es el/la profesional de referencia (cuaderno 5). Se trata de aquella persona que conoce a la usuaria, a sus personas de confianza, es alguien que muestra cercanía y disponibilidad.

Cuaderno 4. Profesionales. Nuevos Roles y equipos técnicosEl conocimiento de que hablamos no se refiere al historial clínico, sino a la biografía  y proyecto de vida de cada persona, las preferencias en relación a la atención. Esta profesional sabe identificar, no solo las incapacidades (habitual en un modelo tradicional de cuidado), sino las competencias de la persona, reconocer las capacidades mantenidas y orientar para que la persona cuidada pueda tomar sus propias decisiones y adquirir el control sobre su vida cotidiana. Para ello cuenta con los recursos de la persona que requiere de cuidado, pero también con los que aportan los entornos en que vive, las actividades que realiza, las otras personas con que aquélla cuenta (familias, amigos y amigas…).

Evitar en el trabajo profesional la rutina aburrida, buscar la creatividad, nuevas opciones, porque los sistemas centrados en las personas también han de contar con las necesidades de éstas que son las profesionales. “Personas que cuidamos a personas”, ni más ni menos.

Aprovechamos la ocasión para dejar la serie completa de cuadernos sobre atención centrada en la persona:

  • cuaderno 1. La atención centrada en la persona. ¿En qué consiste este modelo de atención?
  • cuaderno 2. La atención centrada en la persona. ¿Cómo llevarla a la práctica?
  • cuaderno 3. Cómo y dónde quiero que me cuiden
  • cuaderno 4. Profesionales. Nuevos roles y equipos de atención
  • cuaderno 5. Profesional de referencia en centros
  • cuaderno 6. Unidades de convivencia para personas que necesitan ayuda
  • cuaderno 7. Conocer a la persona y apoyar su autodeterminación. El plan de atención y vida
  • cuaderno 8. Conocer a la persona y apoyar su autodeterminación. El grupo de apoyo y consenso
  • cuaderno 9. Vida cotidiana. Realizar actividades
  • cuaderno 10. Vida cotidiana. Las relaciones con los demás
  • cuaderno 11. Vida cotidiana. Los cuidados personales

Actualización del post (12-01-2015):

Portada Cuidar, Cuidarse y Sentirse Bien“Cuidar, cuidarse y sentirse bien”

Acaba de salir a la luz un interesante documento en relación al tema tratado. Incluimos enlace para su descarga de la Guía para Personas Cuidadoras según el Modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona, cuaderno que forma parte del Proyecto de la Fundación Pilares “Cuidamos contigo”, en colaboración con la Obra Social La Caixa. Ha sido elaborado por Pilar Rodríguez Rodríguez, Pura Díaz-Veiga,Teresa Martínez Rodríguez y Ana García Mendoza.

Creemos que es un texto útil para cuidadoras y público en general: guia_cuidar_web

 

Ecos del cambio con Jubilares

A través de Ecocentro TV se ha emitido una entrevista a Miguel Ángel Mira, presidente de la asociación Jubilares, donde en tan solo 6 minutos podéis encontrar un breve resumen del modelo jubilar, el senior cohousing, qué labores realiza nuestra asociación, qué valores la inspiran:

Como comenta Miguel Ángel, la iniciativa de los propios usuarios y la autogestión de las comunidades es la que garantiza la autonomía, derecho subjetivo de ciudadanía desde la última Ley de dependencia, en cualquier momento de la vida. Y es que, a diferencia de las experiencias en otros países, un jubilar es un “senior cohousing” que puede comprenderse como equipamiento de bienestar social por el hecho de dar consideración al tema asistencial; un jubilar es vivienda para toda la vida. Como también se explica aquí, el protagonismo de las personas mayores se extiende a nuestra propia organización como asociación.

Tratamos de pequeñas iniciativas transformadoras de la realidad a escala más amplia. Son, en ese sentido, “ecos” de un cambio global. Las comunidades que proponemos son, como explica Miguel Ángel, “sitios inspiradores de valores como la colaboración, la autoayuda mutua, la solidaridad, los principios que tiene una cooperativa. (…) Son máquinas de transformar la sociedad”.

En este espacio audiovisual, “Ecos del cambio”, se presentan propuestas quea nivel cultural, político, económico y social pretenden dar respuestas a problemas de nuestro mundo actual: nuevas formas de consenso, de democracia o de comunicación, la economía solidaria, la banca ética, la vida sana, la tecnología limpia, nuevas formas de emprender, de producir, de relacionarse en sociedad, de hacer justicia, de tratar a la naturaleza y al prójimo, de crecer, de recuperar el contacto con lo más verdaderamente humano.

Reinventar la rueda

“Mira, Conchita, se nos ha ocurrido una idea: ¿por qué no nos jubilamos juntos los amigos? Queremos ser autónomos, podemos buscar un sitio bonito para vivir, nos ayudaremos cuando vengan los achaques y no seremos una carga para nuestros hijos. Podemos hacer más fácil que vengan nuestros nietos, y un montón de cosas. Si compartimos gastos necesariamente va a ser económico; mi casa es más grande, si la alquilo sacamos para pagar la nueva, más pequeña…”

En las cafeterías, en la consulta del médico, se escuchan a diario conversaciones como ésta. Todas las semanas conocemos a alguien que se asombra: “¡si esto lo llevamos hablando durante años!”. La idea del senior cohousing es efectivamente tan “obvia” que miles de personas en España, también en todo el mundo, sin conocerse entre sí y posiblemente sin haber oido nada de este concepto, llegan cada una de ella a la misma convicción: prefieren vivir juntos.

Reinventar la ruedaLa experiencia internacional en diferentes países en senior cohousing ha dejado un valioso rastro de lecciones, aciertos y errores a la hora de desarrollar estas comunidades. Es revelador como en países distintos se han alcanzado, tras el paso de los años, conclusiones comunes acerca de cómo gestionar con éxito estas iniciativas. No puede ser casual.

De ahí que no podamos evitar sentir inquietud cuando vemos grupos de gente que bien por falta de información, bien por el afán de conducir su propio proyecto hasta el más pequeño detalle, toman caminos inciertos, no experimentados antes en ninguna parte del mundo, arriesgando de forma innecesaria el éxito de su noble intención.

El mejor remedio contra esos riesgos consiste en informarse y compartir experiencias, y por suerte esa es una tarea para la que hoy en día no faltan medios. Tan sólo se requiere una actitud abierta y dialogante, que no excluye la convicción en las propias ideas.

A modo de pequeño índice estas son algunas de las conclusiones comunes de la experiencia acumulada en senior cohousing:

– La autopromoción y autogestión de la iniciativa, desde los primeros pasos hasta la vida cotidiana una vez en funcionamiento. El principio de Autonomía personal es el motor de arranque y ha de preservarse todo el camino.

– El seguimiento de métodos participativos, algunos ya perfectamente estructurados, que siempre anteponen la conjunción del grupo, la creación de la comunidad de personas. “Primero contruimos la comunidad y después el edificio”.

– Un tamaño contenido, que tenga una vida interna suficientemente rica pero evite el riesgo de aislamiento respecto de la sociedad que rodea cada comunidad. Entre 15 y 30 viviendas es un número orientativo cuando se trata de comunidades de mayores. En ocasiones se juntan dos o tres comunidades, o si están en zonas de la ciudad muy bien abastecidas de servicios pueden ser menores…

– Un modelo “ambiente”, u “hogar” (housing), tanto en lo arquitectónico como en la gestión. Zonas comunes como extensión de la vivienda. Ambientes cálidos y acogedores y servicios de asistencia sólo cuando son necesarios, como hace cualquiera en su casa. Rechazo a opciones organizativas -y arquitectónicas- institucionalizantes.

Inventar la rueda exige un enorme esfuerzo no exento de mérito, pero resulta poco útil si resulta ser frustrante en muchos casos: en el pasado muchas de estas iniciativas no salían adelante, hasta que se aprendió de los errores. Seguir incurriendo en ellos es socialmente poco productivo. Construimos mejor sobre lo que otros descubrieron. Así avanza la sociedad.

La puerta abierta

puerta abiertaCon cierta frecuencia la gente con la que tratamos nos pregunta “y vosotros ¿de qué vivís?”

Nuestra asociación Jubilares es, como todas, una entidad sin ánimo de lucro, lo que significa que reinvierte todas sus ganancias en los fines propios de la organización, tal como se definen en nuestros estatutos.  Como ingresos la asociación cuenta con las cuotas de sus socios, tanto socios “de número” como socios “amigos“, que aportan respaldo bien económico bien material para promocionar nuestra iniciativa.

Los seis socios fundadores tenemos nuestra actividad profesional al margen, en concreto como arquitectos, y realizamos como voluntarios las actividades de la asociación “robándole” el tiempo a nuestros quehaceres habituales. El resto de socios de Jubilares son las organizaciones (cooperativas y otros, como la Fundación Pilares) que van sumándose al fin común de mejorar el entorno físico y social para una verdadera inclusión de las personas mayores.

Los jubilares (senior cohousing), las comunidades de mayores que nuestra asociación asesora, son autopromovidas y autogestionadas. La formación de una comunidad de mayores (jubilar) es un proceso relativamente largo y complejo, en el que es necesario la contratación de asesoramientos especializados en diversos campos para garantizar un avance en plazos razonables y que ningún aspecto del proceso interfiera con los demás. La asociación propone un método (desde luego no es exclusivo ni nos lo hemos inventado nosotros) y  trabaja para tener contacto con profesionales de cada campo con un grado suficiente de especialización y poder ofrecérselos a los grupos, pero como es natural no los impone. En el caso del jubilar, el único requisito que Jubilares exige a las empresas que que cada grupo puede contratar es que tengan una competencia y conocimientos mínimos que no pongan en riesgo el proyecto en cuestión. El protagonismo y el poder de decisión están desde el principio y durante todo el proceso en el usuario. La asociación se limita a mostrar un camino, aprendido de las experiencias en otros países durante muchos años.

En el tiempo que llevamos trabajando en la asociación hemos adquirido unos valiosos conocimientos acerca del “cohousing” y de la manera de aplicarlo en España. Esta investigación es una actividad para nosotros apasionante, en la que nos implicamos personalmente, poniendo nuestro empeño e ilusión. Cada iniciativa de mayores que intentan hacerse su propio lugar para vivir nos emociona y le deseamos la mejor de las suertes. Por eso no importa que compartan totalmente nuestras conclusiones acerca del método propuesto, las que definen el modelo Jubilares, o prefieran ejecutar su proyecto de alguna otra manera. Todos pueden contar con nuestra asociación para plantear sus dudas, contar sus ideas, colaborar con nosotros o pedir consejo.

Somos una organización aiberta, sincera, transparente, y estamos deseando divulgar nuestro conocimiento para que cada uno lo aproveche y utilice como mejor le convenga. Llamar y preguntar no compromete a nada, realizamos presentaciones informativas para grupos de interesados o potenciales interesados, gratuitas y sin compromiso.  Creemos firmemente en las iniciativas participativas y colaborativas, creemos que mejorar la sociedad es tarea de todos, e intentamos poner nuestra parte.

Del “cohousing” al “jubilar”

Dibujo cohousing2En las últimas semanas han aparecido decenas de artículos y noticias en prensa, radio y tv sobre el nuevo modelo de vivienda que fomentamos desde Jubilares, u otros modelos análogos. Como “vivienda colaborativa“, “co-vivienda“, o “cohousing” se nos menciona en periódicos como El Mundo, ElDiario.es, 20 minutos, Hoy, Levante, en portales inmobiliarios como Fotocasa o Pisos.com, (Aprovechamos para aclarar de nuevo que nuestra asociación no ha realizado “después de 12 años” la iniciativa que suponemos se refiere a nuestros amigos de  Trabensol).

En alguno de los subtítulos se añade: “Acceder a una vivienda sin necesidad de hipotecarse”. también “A salvo de hipotecas” se dice en El País. La frase es engañosa, porque al añadir incluso “Fórmulas de acceso a una casa distintas de la compra o el alquiler” sugiere que conseguiremos algo así como “vivienda gratis”. En realidad es más exacto el subtítulo que algunos medios han empleado: “Se comparten electrodomésticos e incluso la hipoteca”.

En efecto, las cooperativas de cesión de uso permiten que, de solicitar crédito para la construcción del complejo, éste pueda recaer sobre la cooperativa, donde existirá rotación de personas. De esta forma es más fácil la concesión del préstamos tanto a jóvenes con medios escasos o a personas mayores. La cooperativa asegurará el uso a lo largo del tiempo, y puede por tanto responder de dicha hipoteca con mayor facilidad.

El modelo gana adeptos, como dicen los medios. Existen iniciativas en funcionamiento que se constituyeron como cooperativa de cesión de uso, en concreto para personas mayores: Santa Clara en Málaga, Trabensol en Torremocha del Jarama, Profuturo, en Valladolid. En los últimos años (y más aún, meses) han surgido organizaciones como Colectivo Cover, Sostre Civic, Etxecoop, que promueven modelos cooperativos de vivienda (no solo para mayores), portales que enlazan con esas experiencias como Masqueunacasa, empresas como Ecohousing o CooperaCtiva de SANNAS, así como grupos de personas que promueven modelos de vivienda en forma de cooperativa. Como residencias de mayores, pero en régimen de cooperativa se hicieron Servimayor, en Losar de la Vera (Cáceres), Pi i Suñer, en Roses,  o San Hermenegildo, en Teruel. Y en desarrollo, Convivir. Como una “familia” de mayores funciona Cicerón, en Torrijos. Las Cloud Housing, Ecoaldeas… son otros modelos. Se están desarrollando otras cooperativas de apartamentos para mayores con zonas comunes como Housekide, Siete Villas, Puerto de la Luz, Barcelona Cohousing, La Muralleta, Aletxa, etc.

En este panorama el “cohousing” representa la opción con mayor carga de participación e implicación, antes y después del proceso de construcción de la comunidad. Borja Izaola presenta claramente el modelo en el artículo CO-Housing. El “senior cohousing” no es más que la aplicación de este modelo a las personas mayores. Finalmente el “jubilar” se concibe como un paso más en la aplicación de este modelo en nuestro país. Así nuestra asociación pretende:

1.- Animar a aunar iniciativas aisladas bajo el paraguas de una entidad, Jubilares, que crea red de intercambio, ayuda mutua y contacto entre interesados y profesionales.  Facilita sinergias entre personas, asociaciones y otros colectivos, empresas, instituciones y administración.

2. Ayudar a que no existan desvíos respecto de las intenciones reales de los promotores de la iniciativa: que se puedan mudar en un tiempo razonable, que puedan autogestionarse si es lo que desean (algunos lo encontraron tan difícil que terminaron contratando más servicios de los que necesitaban), que el tamaño sea el que desean, no el que las leyes del mercado inmobiliario puedan imponer, etc.

3.- Fomentar una variante de senior cohousing que hemos dado en llamar “JUBILAR. Y animar a los que empiezan a plantearse el modelo, o incluso a iniciativas que ya están en marcha se sumen a estos principios, añadidos a los conocidos del clásico “cohousing“:

Viviendas adaptadas y adaptables. Y en un ambiente de hogar (ni de hotel ni de centro sanitario). Para toda la vida (muchos de los ejemplos internacionales no lo son)

Asistencia Integral y Centrada en la Persona. Puesto que prentendemos vivir hasta el final, el diseño gerontológico ha de incluir un modelo basado en la autonomía de las personas, implementando los servicios asistenciales necesarios en cada momento, y basados en la filosofía de la atención centrada en la persona.

Importancia de la participación y la autogestión como clave para el envejecimiento activo. Si cocinas no te mudas a un jubilar para dejar de cocinar. Eso no resta que se contraten servicios según se requieran, de la misma forma que lo harías  en tu casa. Pero un jubilar no es un modelo de apartamentos con servicios.

Nos alegramos de la difusión que está logrando esta nueva (para nuestro país) forma de vida. Responde a una demanda social creciente. Esperamos que en breve irse a un jubilar sea tan fácil y conocido como lo es, de hace tiempo, en Dinamarca u Holanda.

¿Vivir en un laberinto?

Store-MapRecomendamos la lectura de un reciente artículo de Berta Brusilovsky Filer, arquitecta Profesora del Máster Universitario en Tecnología de Apoyo a la Autonomía Personal de la Universidad del País Vasco, San Sebastián. Se publicó en el blog de ACCEPLAN, y creemos muy interesante destacar alguna de los temas que se nos propone:

Primero de todo, tratemos de ir más allá de la comprensión de la accesibilidad como una mera eliminación de barreras arquitectónicas para gente en silla de ruedas. Como Berta nos recuerda, “orientación y estructuración espacial son los pilares que hacen posible la movilidad, son facultades que las personas poseen para organizar el espacio, crear modelos mentales y a través de otras, como la memoria, recordarlos.  Por eso las personas con menos habilidades para la orientación tienen más dificultades para desplazarse, movilizarse, incluso comunicarse.” Personas con discapacidades cognitivas o intelectuales pueden encontrar serios problemas de movilidad, no porque físicamente se les impida el paso, sino porque no alcancen a comprender dónde están.

La “orientación” en el ámbito de la accesibilidad, es una aptitud que permite mantener constante la localización del propio cuerpo en permanente interacción con los elementos humanos y materiales que lo rodean;  permite el desenvolvimiento espacial, la movilidad y como resultado, la comunicación y la realización de actividades en el espacio.

Necesitamos, si queremos una “arquitectura / urbanismo para todos”, espacios que podamos reproducir mentalmente con facilidad. Ese es el primer paso. ¿Y si esto no es posible, porque no tengamos esa habilidad espacial? Entonces aparece el “efecto laberinto”. “Tendremos que recurrir a fórmulas de apoyo, personas y señales, para sustituir la falta de claridad y de accesibilidad.” El objetivo es, como siempre, desenvolvernos de forma autónoma. Para ello, se deben utilizar estrategias desde lo pequeño a lo grande, para romper barreras espaciales, no físicas sino mentales.

La ruptura del efecto laberinto se resuelve delimitando zonas funcionales, centralizando espacios clave, facilitando los desplazamientos con elementos de diseño que actúen de apoyo o guía, teniendo en cuenta umbrales, límites o secuencias en grandes longitudes. Y resolviendo uno de los grandes problemas de los laberintos: las encrucijadas, que si no pueden ser evitadas deben resolverse con diseños que expresen claras llamadas de atención para direccionar o colocando pictogramas con significado dentro del contexto. Por su importancia  cito aquí al ARASAAC, un portal de la Comunidad de Aragón que desarrolla un “Sistema Pictográfico para la Comunicación Aumentativa”.

La arquitectura para las personas mayores ha de tener en cuenta estos principios. La “arquitectura / urbanismo para todos” ha de eliminar en la medida de lo posible ese “efecto laberinto”. Y solo en los casos en que no sea posible, incluir medidas como las descritas en el artículo.

fila adosados

La calle de la foto es paradigmática. Cualquiera puede imaginar a alguien con la mirada perdida y una llave en la mano, sin saber cuál es su casa, o siquiera si su casa está en esta calle o la paralela. Es responsabilidad del arquitecto que proyectó estos edificios, del urbanista que proyectó estas manzanas… que no sea necesario llenar la calle de señales o pictogramas.

Un jubilar en mi comunidad de vecinos

bloque viviendaCuento con grandes posibilidades de hacerse realidad.

José M. vivía en Zamora, en una comunidad de vecinos donde se llevaban muy bien. Les unía haber vivido en el mismo inmueble muchos años, un nivel socio económico y cultural parecido y las afinidades y complicidades alcanzadas con el roce de los años. Por tanto José M. TENÍA YA  O VIVÍA en un lugar que cumplía al 80% con lo que necesita un JUBILAR: Una buena comunidad de vecinos.

Y decidieron ser al 100% un Jubilar. Porque compartían un objetivo común: Envejecer bien, y quedarse en casa hasta el final.

Para ello necesitaban TRANSFORMAR SU ENTORNO de manera que cumpliera estos requisitos:

1.- Que el inmueble fuera completamente accesible y no hubiera barreras arquitectónicas

2.- Que sus viviendas fueran adaptadas y adaptables para poder permanecer en ellas recibiendo los adecuados servicios a domicilio, hasta cualquier nivel de dependencia.

3.- Que las relaciones vecinales se pudieran producir con comodidad y naturalidad, en espacios destinados a ello, para no perder la intimidad.

4.-Que estas adaptaciones del entorno les permitieran llevar una vida activa cerca de sus domicilios y alargar así su actividad como ciudadanos.

¿Qué hicieron?

1.- INMUEBLE ACCESIBLE Y SIN BARRERAS ARQUITECTÓNICAS

Instalaron un ascensor, haciendo una obra importante, que incluso necesitó que cada uno renunciara a un trocito de su vivienda. Baja hasta el sótano y por tanto también los trasteros, el cuarto de basuras y el garaje son ahora accesibles.

2.- ADAPTACIÓN DE LAS VIVIENDAS

Han llevado a cabo obras en el interior de las viviendas consistentes en:

.- Arreglos como consecuencia de la instalación del ascensor

.- BAÑO más grande, y plato de ducha enrasado

.- INSTALACIÓN OCULTA de determinados sistemas que permiten fácilmente, y sólo si es necesario, montar posteriormente elementos tales como barras, puertas automáticas, grúa, lavabo móvil, etc. Es decir, sus casas siguen pareciendo viviendas, y no hospitales, pues ellos no tienen ninguna dependencia severa en este momento.

.- ESTUDIO DE INVITADOS: Como los pisos son ya muy grandes para ellos, han habilitado en cada uno una amplia habitación para invitados, con zona de dormir y de estar, aseo propio con ducha y una mini-cocina con mini-nevera (para hacerse un café), de manera que una eventual ayuda a domicilio 24h., o un estudiante que viva con ellos (pues les gusta escuchar historias de juventud), o una hija que viene con los nietos, puedan pasar temporadas con ellos pero con respeto a su intimidad y su vida privada, en cumplimiento de la Declaración Universal de Derechos Humanos:

Artículo 12. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada (…)

Los amigos y familia que les visitan pasan ahora más días en su compañía, gracias a esta garantía de intimidad. Y ya no se cumple el refrán: “los invitados son como el pescado; a los pocos días huelen”. Esta generosa concepción de estas estancias de invitados ha sido muy satisfactoria para todos.

Si no hubieran tenido sitio en cada piso, tendrían que haber habilitado un par de “estudios” así en las zonas comunes; han comprobado que son imprescindibles.

3.- RELACIONES VECINALES CÓMODAS Y NATURALES, EN ESPACIOS COMUNES

local vecinos jubilarAdquirieron entre todos un local comercial en la planta baja, que linda con el portal y tiene salida al jardín de atrás. Pueden entrar desde la calle si lo desean o desde el portal. Desde ambos, gracias a elementos trasparentes, puede verse si hay actividad en el local. Allí han acondicionado una cocina grande y una gran mesa donde todos pueden comer juntos. Como una “sociedad gastronómica”, de momento se reúnen una vez al mes, cocinan juntos y comen juntos. Ya están pensando en hacerlo una vez a la semana.

También han acondicionado un cuarto para ver la tele, y ven juntos películas que alquilan o los partidos de la selección española de fútbol. En esta sala han bajado algunas estanterías de sus casas y han puesto en ellas algunos de sus libros, y se ha convertido en una “biblioteca”, con vistas al patio.

Algunos muebles son nuevos, pero todos han bajado algún aparador o sillón de casa. Esta zona es una ampliación de sus casas, y por tanto allí también hay fotos familiares y otros recuerdos.

También han hecho un pequeño taller y ahora todas sus herramientas las han bajado allí. ¡Sobraban cinco escaleras de mano, decenas de destornilladores…! Juntándolas cuentan con casi con un taller profesional, y han comprado, entre todos, un par de máquinas que les faltaban. Cuando tienen que arreglar algo, en vez de hacerlo solos en casa, se ayudan mutuamente.

Han hecho un pequeño huerto elevado en el jardín sobre una antigua mesa. De momento no tienen mucho éxito, pero el calabacín que salió adelante les supo a gloria.

4.-ACTIVIDAD CIUDADANA Y ASISTENCIA

Entre ellos hay verdaderas eminencias, personas que han sido muy valiosas a su sociedad, y que quieren seguir aportando sabiduría. Por tanto han acondicionado una pequeña aula-despacho, que les sirve para continuar su actividad docente y ciudadana, dando clases o trabajando con jóvenes investigadores. Conchita se ha acondicionado un espacio para pintar sus óleos y enseñar a otros.

En la mesa grande del comedor, por la tarde, una vecina da clases de costura a jóvenes madres del barrio, con sus hijos pequeños.

Ahora vienen más los nietos y los hijos y los amigos, y la cocina del local les viene fenomenal. Organizar los cumpleaños y otras fiestas familiares ahora ya no es un problema, pues todos, de dentro y de fuera, participan y ayudan. Les encanta bajar a la calle y ver que en el local común, en la mesa grande, está la hija de un vecino, repasando las matemáticas con los nietos.

En el despacho (en privado) o en la mesa de comedor (en grupo) se reúnen con el GESTOR DE CASOS, experto en Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP), que les da consejos personales y como grupo para mantener una vida saludable y prevenir enfermedades. Todavía no cree que necesiten a nadie que les ayude en la cocina, pero les ha aconsejado que contraten una persona para limpiar la escalera, que es un trabajo ya un poco duro para cualquiera de ellos. También les ha aconsejado que sigan limpiando juntos las zonas comunes del local, y que llamen a amigos o familia para que les ayuden. Les ha puesto en contacto con un profesor de Tai-chi.

En definitiva, le sacan mucho partido al local que han comprado. Les hubiera gustado tener más espacio, pero el local no daba para más.

Tenían la comunidad. AHORA SON UN JUBILAR, AL 100%

¿Cómo acceder hoy a una vivienda? La cesión de uso

Modelo no especulativo y sin fin de lucro en que la propiedad de las viviendas siempre recae en la cooperativa.

WohnprojekteEl modelo que promovemos principalmente desde Jubilares es el de “cooperativa de cesión de uso“. Siempre repetimos que se trata de un tema instrumental, apostamos por él porque se trata de la que parece la mejor opción conforme a la legislación actual en nuestro país. En cada ocasión se habrá de estudiar el modelo jurídico que mejor se adapte a las necesidades de los que pretenden hacerse un jubilar. En todo caso este tiene unas características que lo hacen idóneo para las comunidades autogestionadas de mayores.

Los Modelos de Cooperativas de Uso (MCU, tal y como los llaman nuestros amigos de Sostre Civic),son una forma más de acceder a la vivienda que ya funciona hace más de 100 años en los paises escandinavos (Modelo Andel), Alemania (Wohnprojekte) o latinoamérica (FUCVAM). Tiene mucha información sobre la materia la página de Habitapedia

Reproducimos aquí las principales características, ventajas y objectivos de estos modelos de cooperativas de uso son :

      • Sistema de cooperativas no especulativo y sin fin de lucro en que la propiedad de las viviendas siempre recae en la cooperativa y donde los cooperativistas disfrutan de un uso indefinido de la vivienda a traves de un derecho de uso asequible.
        No es especulativo porque el precio se fija para que con el tiempo, cada vez sea más fácil acceder a la vivienda
      • La cooperativa se crea con voluntad de duración indefinida. Permite mantener el uso (en nuestro caso, residencial para personas mayores)
      • Este derecho puede ser indefinido en el tiempo, transmitido y heredado.
      • El derecho de uso se obtiene con una entrada inicial (retornable, incluyendo mejoras) y se mantiene con un un “alquiler” asequible mensual.
      • Entrada inicial (con posibilidad de financiación) proporcional a la superfície de la vivienda y a les rentas de las personas.
      • Derecho de uso con tendencia a la baja, destinado a retornar la deuda para construir o rehabilitar las viviendas, el mantenimento y la mejora del edificio, a los gastos comunes y a la cooperación entre las otras cooperativas jubilares y sus usuarios/as.
      • Diseño participativo y personalizado de las viviendas y espacios comunes.

ONUEn España, donde más del 83% de las viviendas son en propiedad, se hace necesario, como dice el Informe de la Relatora de la ONU Raquel Rolnik, “promover alternativas a las políticas de vivienda basadas en el crédito privado y la propiedad”, modificar “el paradigma, pasando de las políticas basadas en la financialización de la vivienda a un enfoque de estas políticas centrado en los derechos humanos.”

El modelo “Andel” permite el acceso a la vivienda a gente joven y/o sin recursos económicos fijando un derecho de uso bajo y un “alquiler” prolongado en el tiempo (obviamente, los intereses que se habrán de pagar serán a lo largo del tiempo elevados). Para el caso de personas mayores y con recursos (casi el 90% de los mayares de 65 años, en España, tiene vivienda en propiedad) puede interesar más que ese derecho de uso (andel) sea más elevado, y el “alquiler” bajo, pues se reduce el coste financiero.