Etiquetado: Cesión de uso

Trabensol nos abrió sus puertas

El Centro Social de Convivencia para Mayores se inauguró hoy sábado 29 de junio de 2013 tras trece años de esfuerzo colectivo.

“Los problemHuertos elevados en Trabensol, Torremocha del Jaramaas se solucionan mejor cooperando que compitiendo” nos recordaba hace poco Antonio Zugasti quien durante más de 10 años ha sido el Presidente del Consejo rector de la Cooperativa, que se creó en abril de 2002, tras dos años de madurar la idea de crear un lugar donde envejecer bien, en casa.

Esta filosofía colaborativa la han puesto en prácica antes estas mismas personas. Ya nos dijo Jaime Moreno “vivimos de proyectos, no de recuerdos”, y vaya si es así. A principios de los setenta él y otros vecinos de Moratalaz crearon una cooperativa para poder contar con un centro escolar en el barrio. El colegio Siglo XXI cumplió en abril de este año su cuarenta aniversario.

Como he comentado en otras ocasiones, la fuerza que este colectivo irradia nos convenció en 2011 de que hacer mejores residencias para personas mayores no era un reto arquitectónico sino social y colaborativo. “Primero se construye la comunidad y luego el edificio”.

Desde Jubilares damos nuestra más cordial enhorabuena a este grupo de amigos que nos han enseñado dónde se puede llegar con tesón y colaboración. Compartimos su deseo de que este Centro Social de Convivencia permanezca, siempre, lleno de vida.

Anuncios

Del “cohousing” al “jubilar”

Dibujo cohousing2En las últimas semanas han aparecido decenas de artículos y noticias en prensa, radio y tv sobre el nuevo modelo de vivienda que fomentamos desde Jubilares, u otros modelos análogos. Como “vivienda colaborativa“, “co-vivienda“, o “cohousing” se nos menciona en periódicos como El Mundo, ElDiario.es, 20 minutos, Hoy, Levante, en portales inmobiliarios como Fotocasa o Pisos.com, (Aprovechamos para aclarar de nuevo que nuestra asociación no ha realizado “después de 12 años” la iniciativa que suponemos se refiere a nuestros amigos de  Trabensol).

En alguno de los subtítulos se añade: “Acceder a una vivienda sin necesidad de hipotecarse”. también “A salvo de hipotecas” se dice en El País. La frase es engañosa, porque al añadir incluso “Fórmulas de acceso a una casa distintas de la compra o el alquiler” sugiere que conseguiremos algo así como “vivienda gratis”. En realidad es más exacto el subtítulo que algunos medios han empleado: “Se comparten electrodomésticos e incluso la hipoteca”.

En efecto, las cooperativas de cesión de uso permiten que, de solicitar crédito para la construcción del complejo, éste pueda recaer sobre la cooperativa, donde existirá rotación de personas. De esta forma es más fácil la concesión del préstamos tanto a jóvenes con medios escasos o a personas mayores. La cooperativa asegurará el uso a lo largo del tiempo, y puede por tanto responder de dicha hipoteca con mayor facilidad.

El modelo gana adeptos, como dicen los medios. Existen iniciativas en funcionamiento que se constituyeron como cooperativa de cesión de uso, en concreto para personas mayores: Santa Clara en Málaga, Trabensol en Torremocha del Jarama, Profuturo, en Valladolid. En los últimos años (y más aún, meses) han surgido organizaciones como Colectivo Cover, Sostre Civic, Etxecoop, que promueven modelos cooperativos de vivienda (no solo para mayores), portales que enlazan con esas experiencias como Masqueunacasa, empresas como Ecohousing o CooperaCtiva de SANNAS, así como grupos de personas que promueven modelos de vivienda en forma de cooperativa. Como residencias de mayores, pero en régimen de cooperativa se hicieron Servimayor, en Losar de la Vera (Cáceres), Pi i Suñer, en Roses,  o San Hermenegildo, en Teruel. Y en desarrollo, Convivir. Como una “familia” de mayores funciona Cicerón, en Torrijos. Las Cloud Housing, Ecoaldeas… son otros modelos. Se están desarrollando otras cooperativas de apartamentos para mayores con zonas comunes como Housekide, Siete Villas, Puerto de la Luz, Barcelona Cohousing, La Muralleta, Aletxa, etc.

En este panorama el “cohousing” representa la opción con mayor carga de participación e implicación, antes y después del proceso de construcción de la comunidad. Borja Izaola presenta claramente el modelo en el artículo CO-Housing. El “senior cohousing” no es más que la aplicación de este modelo a las personas mayores. Finalmente el “jubilar” se concibe como un paso más en la aplicación de este modelo en nuestro país. Así nuestra asociación pretende:

1.- Animar a aunar iniciativas aisladas bajo el paraguas de una entidad, Jubilares, que crea red de intercambio, ayuda mutua y contacto entre interesados y profesionales.  Facilita sinergias entre personas, asociaciones y otros colectivos, empresas, instituciones y administración.

2. Ayudar a que no existan desvíos respecto de las intenciones reales de los promotores de la iniciativa: que se puedan mudar en un tiempo razonable, que puedan autogestionarse si es lo que desean (algunos lo encontraron tan difícil que terminaron contratando más servicios de los que necesitaban), que el tamaño sea el que desean, no el que las leyes del mercado inmobiliario puedan imponer, etc.

3.- Fomentar una variante de senior cohousing que hemos dado en llamar “JUBILAR. Y animar a los que empiezan a plantearse el modelo, o incluso a iniciativas que ya están en marcha se sumen a estos principios, añadidos a los conocidos del clásico “cohousing“:

Viviendas adaptadas y adaptables. Y en un ambiente de hogar (ni de hotel ni de centro sanitario). Para toda la vida (muchos de los ejemplos internacionales no lo son)

Asistencia Integral y Centrada en la Persona. Puesto que prentendemos vivir hasta el final, el diseño gerontológico ha de incluir un modelo basado en la autonomía de las personas, implementando los servicios asistenciales necesarios en cada momento, y basados en la filosofía de la atención centrada en la persona.

Importancia de la participación y la autogestión como clave para el envejecimiento activo. Si cocinas no te mudas a un jubilar para dejar de cocinar. Eso no resta que se contraten servicios según se requieran, de la misma forma que lo harías  en tu casa. Pero un jubilar no es un modelo de apartamentos con servicios.

Nos alegramos de la difusión que está logrando esta nueva (para nuestro país) forma de vida. Responde a una demanda social creciente. Esperamos que en breve irse a un jubilar sea tan fácil y conocido como lo es, de hace tiempo, en Dinamarca u Holanda.

¿Cómo acceder hoy a una vivienda? La cesión de uso

Modelo no especulativo y sin fin de lucro en que la propiedad de las viviendas siempre recae en la cooperativa.

WohnprojekteEl modelo que promovemos principalmente desde Jubilares es el de “cooperativa de cesión de uso“. Siempre repetimos que se trata de un tema instrumental, apostamos por él porque se trata de la que parece la mejor opción conforme a la legislación actual en nuestro país. En cada ocasión se habrá de estudiar el modelo jurídico que mejor se adapte a las necesidades de los que pretenden hacerse un jubilar. En todo caso este tiene unas características que lo hacen idóneo para las comunidades autogestionadas de mayores.

Los Modelos de Cooperativas de Uso (MCU, tal y como los llaman nuestros amigos de Sostre Civic),son una forma más de acceder a la vivienda que ya funciona hace más de 100 años en los paises escandinavos (Modelo Andel), Alemania (Wohnprojekte) o latinoamérica (FUCVAM). Tiene mucha información sobre la materia la página de Habitapedia

Reproducimos aquí las principales características, ventajas y objectivos de estos modelos de cooperativas de uso son :

      • Sistema de cooperativas no especulativo y sin fin de lucro en que la propiedad de las viviendas siempre recae en la cooperativa y donde los cooperativistas disfrutan de un uso indefinido de la vivienda a traves de un derecho de uso asequible.
        No es especulativo porque el precio se fija para que con el tiempo, cada vez sea más fácil acceder a la vivienda
      • La cooperativa se crea con voluntad de duración indefinida. Permite mantener el uso (en nuestro caso, residencial para personas mayores)
      • Este derecho puede ser indefinido en el tiempo, transmitido y heredado.
      • El derecho de uso se obtiene con una entrada inicial (retornable, incluyendo mejoras) y se mantiene con un un “alquiler” asequible mensual.
      • Entrada inicial (con posibilidad de financiación) proporcional a la superfície de la vivienda y a les rentas de las personas.
      • Derecho de uso con tendencia a la baja, destinado a retornar la deuda para construir o rehabilitar las viviendas, el mantenimento y la mejora del edificio, a los gastos comunes y a la cooperación entre las otras cooperativas jubilares y sus usuarios/as.
      • Diseño participativo y personalizado de las viviendas y espacios comunes.

ONUEn España, donde más del 83% de las viviendas son en propiedad, se hace necesario, como dice el Informe de la Relatora de la ONU Raquel Rolnik, “promover alternativas a las políticas de vivienda basadas en el crédito privado y la propiedad”, modificar “el paradigma, pasando de las políticas basadas en la financialización de la vivienda a un enfoque de estas políticas centrado en los derechos humanos.”

El modelo “Andel” permite el acceso a la vivienda a gente joven y/o sin recursos económicos fijando un derecho de uso bajo y un “alquiler” prolongado en el tiempo (obviamente, los intereses que se habrán de pagar serán a lo largo del tiempo elevados). Para el caso de personas mayores y con recursos (casi el 90% de los mayares de 65 años, en España, tiene vivienda en propiedad) puede interesar más que ese derecho de uso (andel) sea más elevado, y el “alquiler” bajo, pues se reduce el coste financiero.

Cesión de uso, la alternativa a la hipoteca

Más de 2,5 millones de viviendas en Alemania funcionan en cesión de Uso. En España, el modelo lucha por extenderse (fuente de la imagen: ecosistemaurbano.org)

Más de 2,5 millones de viviendas en Alemania funcionan en cesión de Uso. En España, el modelo lucha por extenderse (fuente de la imagen: ecosistemaurbano.org)

¿Una vivienda en una buena zona de una gran ciudad española por sólo 2.000 euros de entrada y 225 de cuota mensual? Varios vecinos del barrio de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona tienen su hogar por esas condiciones. La casa no les pertenece a ellos, pero tampoco a ningún banco. Es propiedad de una cooperativa que les cede el uso de por vida. Un derecho que, además, es heredable de padres a hijos y hasta permutable si uno necesita otro tipo de vivienda tiempo después. (…)

Así leíamos en eldiario.es un artículo sobre nuestro modelo de cooperativa de uso, el que promovemos desde la asociación Jubilares para la creación de nuestro nuevo modelo residencial para personas mayores. En el caso de los “jubilares” este sistema es coherente con las necesidades económicas de sus promotores (los propios mayores) y la relación de comunidad, clave del envejeciemiento activo que se propone.

“En España hay más de 3 millones de viviendas vacías, unos 300 desahucios al día [el 70% debido al desempleo] y una demanda actual de 260.000 viviendas sociales”. Ese es el panorama al que iniciativas como la de Sostre Cívic (“techo cívico” en castellano) tratan de dar solución.

El artículo se basa en la entrevista a nuestro amigo Raül Robert, un ingeniero industrial metido a emprendedor social, Ashoka fellow y presidente y socio fundador de esta organización cuyo principal modelo es la cesión de uso de viviendas.

Continúa el artículo aquí.