Categoría: Jubilares

Senior Cohousing: salud, participación y creación de comunidad

Artículo previamente publicado el 10 de octubre de 2016 en el Blog de Ciudades Amigables con las Personas Mayores, Imserso.

Es objetivo de la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores, impulsada por la OMS, la creación de entornos que faciliten “un envejecimiento activo y saludable”, promoviendo la “participación de las personas mayores, teniendo en cuenta sus necesidades, percepciones y opiniones”.

En pocas palabras se dice mucho, vayamos por partes:

Recordemos, el Envejecimiento Activo se comprende como un proceso donde se optimizan las oportunidades de salud, participación y seguridad: los 3 pilares están interconectados entre sí, de forma que no es requisito previo a un envejecimiento exitoso el carecer de enfermedad, sino más bien la salud puede ser consecuencia de un entorno que propicie bienestar.

Y es que ya en el documento de constitución de la Organización Mundial de la Salud se definió SALUD como “estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades“.

Autonomía, solidaridad y gozo en el Cohousing

Otra forma, a nuestro juicio más concreta y al tiempo sugerente, de expresar la salud como estado de bienestar es aquélla del Congreso de Perpiñán (1976): “la salud es aquella manera de vivir que es autónoma, solidaria y gozosa”. Así lo recuerdan Joan Subirats y Toni Vilá en su interesante artículo ¿Es la salud un tema estrictamente sanitario?, publicado en el último número de la revista Treball Social. Tres interesantes conceptos. La autonomía es incluso, en nuestro país, derecho subjetivo de ciudadanía desde la ley de “dependencia” de 2006. La solidaridad intergeneracional se reconoce como clave para un envejecimiento activo (participación – seguridad – salud) desde finales del XX. El “goce pleno y en condiciones de igualdad” es el objetivo propuesto por la ONU en su Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Autonomía, solidaridad y gozo son tres importantes objetivos para quien plantee transformar o crear un entorno adecuado para envejecer. Las comunidades autogestionadas de senior cohousing (jubilares) son buen ejemplo de ello:

1.- Son lugares que principalmente fomentan la autonomía personal, precisamente a través de la participación y una verdadera inclusión en la comunidad, a partir de la diversidad en la elección de actividades, en el protagonismo de cada una de las personas a la hora de decidir sobre su propia vida… Hay tanta comunidad como se quiera, tanta privacidad como se desea. Se mantiene una gran autonomía personal, incluso en situaciones de dependencia, porque hay comunidad.

Cohousing autonomía.jpg

Me alegro de vivir aquí y creo que todo ha sucedido de una forma armoniosa. Mi mujer y yo somos personas sociables que disfrutamos del hecho de tener justo al lado a la gente con la que mejor lo pasamos. Pero aquí hay un equilibrio muy preciso y definido entre las puertas abiertas y la vida privada. Jens Asger Hansen, residente de Munksoegard.

2.- Son lugares donde se hace patente la solidaridad como interdependencia: necesito de los demás, y yo también me entrego para, entre todos, alcanzar objetivos comunes. Son lugares donde de forma consciente (desde los primeros talleres de empoderamiento) o insconsciente (en la actividad diaria) se diseñan y se ponen en práctica acciones de solidaridad interna pero también para con una comunidad más amplia en la que se insertan. Son lugares donde las personas comparten conocimientos, trabajo, emociones y vivencias, también el deseo común de trascender a otros ámbitos sociales, naturales… Son lugares que fomentan la empatía, el diálogo en la diversidad, la inteligencia colectiva, y la ayuda a la dependencia gracias a una fuerte red de apoyo social.

cohousing-solidaridad

Cuando los levantamos por la mañana nos decimos “¿qué puedo hacer por alguien hoy?”. Es sólo un sentimiento discreto. Así que hacemos lo que podemos y lo hacemos discretamente. No necesitamos ver nuestras obras en el periódico o anunciadas en las líneas aéreas. Ted Andrewlevich, residente de cohousing en EE.UU.

3.- Finalmente son lugares destinados al gozo: al placer, el confort, la alegría y diversión, la amistad… Jubilar (del latín iubilare) significa “gritar de alegría”. Las personas jubiladas o las que viven en un “jubilar” (las personas mayores en definitiva) cuentan con múltiples oportunidades para seguir gozando.

Cohousing gozo.jpg

Huele bien a través de las ventanas de la cocina, donde se prepara la cena. Nuestras cenas colectivas suelen consistir en una ternera, cordero, huevos y pollo de nuestra pequeña granja, y verdura de nuestro huerto. Hace una tarde estupenda, así que decidimos cenar en la terraza, con vistas a la laguna. Todo el mundo echa una mano con las sillas y las mesas, y para poner las sombrillas.Después de cenar, una vez se han retirado las mesas, formamos dos equipos y jugamos a la petanca una hora o así. A un par de nosotros se nos da bastante bien, y hay un poco de guasa. Según termino el día, cruzo al gallinero y lo cierro por la noche. Unos pocos vecinos entran en la casa común a tomarse una botella de vino; los otros vuelven a su casa a relajarse con las noticias después de un día agradable. Olaf Dejgaard, residente de Munksoegard.

El creciente interés acerca del modelo “cohousing” en nuestro país ha sido impulsado principalmente por las personas mayores (no fue así en otros países donde era la juventud pionera en la transformación innovadora del modelo de vivienda o barrio). Es por ello que la Unión Democrática de Pensionistas UDP (miembro asimismo del grupo de trabajo de Ciudades Amigables) ha incluido recientemente en su web un interesante blog sobre Cohousing.

Herramientas: metodología participativa, creación de comunidad

La participación es herramienta común para lograr los tres objetivos. También lo son cualesquiera métodos para la creación y cohesión de la comunidad. Así, el cohousing es entorno paradigmático para la mejora de la salud, tal y como la hemos formulado. Pero no es el único, ni mucho menos. Conviene tomar los principios enunciados y releer las líneas escritas más arriba pensando en la transformación de las residencias o centros de mayores, en nuestra propia comunidad de vecinos, en el barrio o aldea, la ciudad global…

La Red de Ciudades Amigables con las Personas Mayores propone 8 áreas temáticas sobre las que reflexionar con el objetivo de lograr entornos para la mejora de la calidad de vida de las personas mayores (y por tanto, de todas). Parece interesante añadir, dentro de la metodología que propone la OMS, al trabajo con los grupos focales otras reflexiones sobre temas transversales para una verdadera transformación de la ciudad como ecosistema centrado en las personas: cómo lograr más autonomía, más solidaridad, más gozo. Es una cuestión de salud.

(Por: Javier del Monte Diego. Asociación Jubilares. Citas de Durrett, C. (2015). El Manual del Senior Cohousing. Autonomía personal através de la comunidad. Madrid: Dykinson. Fotografías de las webs de las asociaciones canadiense y de EEUU de Senior Cohousing)

Modelos ante el reto del cohousing

Hemos mencionado en diversas ocasiones las características que definen el modelo residencial que en el ámbito internacional se viene a llamar cohousing. Resumimos de nuevo aquí:

  • Autopromovido, de iniciativa y diseño del grupo.
  • Diseño intencional para favorecer la relación vecinal
  • Zonas comunes significativas, extensión de las viviendas (no de gestión externa)
  • Autogestionado, con organización colaborativa de las tareas comunes (comisiones)
  • No hay jerarquías,  y los papeles se reparten de forma natural
  • La economía es privada, y las viviendas cuentan con todos los elementos que aseguran la independencia de los residentes

La definición es empírica. Se obtiene a partir de los cientos de experiencias de éxito, que parecen mantener esas condiciones comunes. No obstante, sería ingenuo suponer que se trata de invariantes absolutamente estáticos y sin gradación. Existen escalas de participación y grados de compromiso o responsabilidad que asumen: algunas personas / todas las residentes / el grupo embrionario / las personas facilitadoras… ¿Hasta qué punto es previsible el éxito o fracaso de las iniciativas según esos grados de implicación? Un interesante artículo de Joanna Williams del año 2008 presentaba un cuadro análogo al que aquí reconstruimos, en el que agrupa tres modelos (podríamos decir tendencias) para el desarrollo de iniciativas de cohousing:

Modelos desarrollo cohousing y jubilares

Reelaboración a partir de Tabla I en Williams, J., Predicting an American future for cohousing. En Futures 40 (2008) 268-286. Marcamos en verde el esquema en el que creemos desde Jubilares.

En todos los casos las personas residentes se hallan comprometidas en el desarrollo (antes y/o después) de la comunidad. Recordemos que la autogestión es característica básica del cohousing.

Liderado por residentes

El primero de los modelos involucra a las personas residentes tanto en los procesos de creación de comunidad como en los más operativos de construcción del complejo. Los residentes cargan con los costes y riesgos financieros asociados al proyecto. Por supuesto contratan servicios profesionales y los dirigen. Esto implica experiencia y alto grado de compromiso. Se trata del modelo que logra una mayor cohesión del grupo y con ella, mayor apoyo social, etc. No obstante, hay que destacar sus complicaciones:

  • Dificultad para los diversos compromisos
  • Dificultades financieras
  • Necesidad de una alta experiencia técnica y de gestión
  • Dificultades para competir con promotores en la obtención de suelo
  • Momentos de zozobra y duda. Bloqueo. Sensación de estar reinventando la rueda.
Trabensol-Foto-de-el-pais-620x180-1

Trabensol (en Torremocha del Jarama) es iniciativa desarrollada exclusivamente por las personas residentes. Han tenido que lidiar mil batallas durante casi 14 años para lograr su sueño. El premio: una comunidad fuertemente cohesionada

Enfoque especulativo. El promotor

Es debido a esta serie de obstáculos por lo que surgen otros modelos: el especulativo (el desarrollado principalmente por un promotor) es el más ágil para el desarrollo de un producto inmobiliario. Pero ¿es eso lo que se quiere lograr? Diversos estudios (ej. Williams o Durrett) demuestran que “el enfoque especulativo puede encontrar grandes dificultades para el establecimiento de comunidades cohesionadas”. En España comienzan a surgir “promotoras de cohousing” y es importante que se tenga en cuenta este hecho: la cesión de responsabilidad ligada a la falta de implicación durante el desarrollo no facilita que a posteriori se logre el objetivo de cohesión, de mutualismo comunitario, de resiliencia… posiblemente deseado por las personas que pretenden vivir en cohousing.

mariendalsvej

El error de Mariendalsvej, en Copenhague, fue del Fondo que promovía la inciativa, al no implicar de manera suficiente a los residentes. Así, la comunidad desapareció antes de comenzar a vivir en el complejo (Charles Durrett, en “El Manual del Senior Cohousing”)

La figura de promotor no necesariamente ha de ser una empresa ajena al grupo embrionario. En ocasiones se trata de alguno de los miembros del mismo. En ese caso es importante tomar conciencia del papel que juega cada una de las personas implicadas en el proceso (por ej. promotor que sólo pone el suelo, o financia, o… pero no tiene mayor peso en otras fases del proceso), y trabajar especialmente por el empoderamiento de todas y lograr un plano de igualdad en la toma de decisiones. Así nos acercaríamos al óptimo “modelo asociativo”:

Modelo asociativo

Como se puede observar en el cuadro de Williams, este modelo intermedio permite que una entidad o persona promotora / facilitadora tenga mayor protagonismo en diversas etapas (las de tipo técnico o de gestión) al tiempo que mantiene el liderazgo de las residentes en todo el proceso. Aquí existen muchas formas de colaboración. En algunos países la Administración es clave pues puede ayudar en la obtención del suelo o en la financiación parcial del proyecto. En otros casos se revelan como una figura interesante la de “promotores sin ánimo de lucro”, que asumen riesgos de la promoción al tiempo que asumen las aportaciones que la comunidad decide en asamblea.

Reunión Jubilares

En un jubilar, el grupo de residentes es el protagonista durante todo el proceso.

Organizaciones como nuestra asociación Jubilares u otras como Cohousing Verde, ofrecen cooperación en tareas de facilitación o de gestión (por ejemplo en la intermediación con otras entidades públicas, bancarias, etc.), y sin embargo no restan el protagonismo que creemos ha de desarrollar el grupo de personas para lograr (más aún cuando hablamos de senior cohousing) herramientas de vida colaborativa, fundamentales para un envejecimiento con éxito (autonomía, participación, seguridad, salud…). En nuestro caso no podría ser de otra manera pues son las comunidades de jubilares las socias de nuestra entidad sin ánimo de lucro. La caja de herramientas que se ofrece al grupo motor incluye métodos participativos de planificación del proceso o diseño arquitectónico o de estrategias para la atención a la dependencia, una gran red de personas y organizaciones con las que colaborar, investigación, difusión y ayuda en la ampliación del grupo, trabajo de facilitación con métodos participativos para la cohesión de comunidad…

Felices fiestas compartidas

Jubilares_Navidad_2015

Siempre en comunidad, con otras personas, amigas, vecinas, familiares, compañeras, contactos de redes sociales o incluso desconocidas que meramente devuelven una sonrisa…

Compartiendo, participando, colaborando, construimos la Navidad… y nuestra propia vida.

¡Muy felices fiestas y un gran 2016 de parte de Jubilares!

Aquí el “Manual de Senior Cohousing”. ¡Gracias!

Hoy lunes 13 de julio, a las 18,00h finaliza la campaña de crowdfunding (financiación colectiva) de uno de nuestros proyectos colaborativos en que hemos destinado mcuho esfuerzo e ilusión en los últimos tiempos: la traducción y edición en español del libro más influyente sobre este modelo residencial (y estilo de vida en comunidad):  el Manual de Senior Cohousing de Charles Durrett. Este arquitecto americano fue quien recogió la experiencia danesa y logró reformular los principios y plasmar el método que garantiza el éxito de un concepto que bautizó como “cohousing”. Desde entonces, con uno u otro nombre, se han constituido cientos de comunidades  en todo el mundo. Traducir el libro al español, en palabras de su autor, era “una deuda pendiente”.

Gracias, especialmente a entidades como Fundación Pilares, Matia Fundazioa, Sostre Cívic, Serpentina Senior, Living Cohousing, Cohousing Verde, Lledó, AV Creation…, y otras más de sesenta personas u organizaciones,  el proyecto sí saldrá a la luz en septiembre. La traducción y maquetación está siendo realizada por voluntarios de Jubilares, y la edición corre a cargo de Dykinson.

Agradecemos el esfuerzo a todas las personas que habéis participado en ello (¡y las que lo haréis, que aún estáis a tiempo!). Nos iremos poniendo en contacto con vosotras para haceros entrega de las recompensas: libros, marcapáginas, workshop con Charles Durrett…

Aquí el proyecto: vkm.is/manualseniorcohousing

Manual Senior Cohousing - Jubilares

¡Estamos trabajando ya la maquetación de las 400 páginas del libro!

La presentación del libro se realizará el 24 de septiembre en la sede del CEAPAT, de IMSERSO. En una completa jornada sobre Senior Cohousing que contará con la presencia del mismo Charles Durrett, podremos conocer cómo los principios de la Autonomía personal y la Participación se emplean de forma efectiva para la generación de alternativas residenciales como el “cohousing” para personas mayores y otros colectivos vulnerables, coherente con el paradigma de Atención Integral y Centrada en la Persona. La jornada servirá para  presentar, frente a un enfoque de modelo arquitectónico residencial, una visión del cohousing como proyecto integral que genera un estilo de vida autónomo y de inclusión en la comunidad, a partir de un inusual trabajo de participación directa de las personas implicadas en todo momento.

Seguiremos informando de esto y mucho más.

¡Feliz verano!

Pequeños pasos que dejan huella

Tan solo hace dos años y medio que nació nuestra asociación. Nuestros pasos son por ello aún breves, pero firmes y sobre todo… cada vez más numerosos. Porque juntos caminamos un grupo cada vez más nutrido de personas y organizaciones ilusionadas con un cambio de paradigma que reafirma el protagonismo de las personas, cualquiera que sea nuestra edad, en el ejercicio de nuestro derecho a participar y ser autónomas, a autogestionarnos, a decidir libremente según nuestras preferencias, a vivir con el soporte de una comunidad en la que nos sintamos verdaderamente incluidas.

Cartel III AsambleaEn ello trabaja la Asociación Jubilares. A distintas escalas y desde distintas dimensiones. Teníamos una deuda pendiente con vosotros que nos leéis. Como en otras ocasiones, hacemos balance al acabar el año y planificamos, en la medida de lo posible, las acciones a emprender durante el que comienza. Esta vez, a propósito de la III Asamblea General Ordinaria de la asociación Jubilares, que tendrá lugar el próximo día 5 de mayo, presentamos con cierto retraso nuestros pequeños logros, el resumen de actividades que realizamos en 2014, las que se quedaron pendientes y un avance de lo que vendrá, si seguimos como hasta ahora, sumando fuerzas y colaborando con todas vosotras y vosotros.twitter jubilares

Seguimos, como en periodos anteriores, haciendo mucha difusión:

Hablando de los medios online, a través de este blog hemos llegado ya a algunas decenas de miles de lectores (en 2014 publicamos 48 artículos; los más visitados fueron “Arrugas y el cambio de paradigma“, “Las paradojas de la vejez“, “La prometedora revolución del envejecimiento global“, o “Del cohousing al jubilar“). Además hemos impulsado el trabajo en nuestra cuenta de Twitter y seguimos publicando entradas y compartiendo contenidos de otros muchos usuarios de Facebook.

Entre las apariciones en otros medios, durante 2014 tuvimos la oportunidad de charlar en el programa de radio “Juntos paso a paso” en RNE, se nos dio voz en el programa Ecos del Cambio de Ecocentro TV, y fuimos una de las “33 alternativas económicas para vivir de otra manera” en el suplemento especial del mismo nombre.

IMG_2573IMG_1107En 2014 tuvimos el honor de poder debatir sobre cohousing con VIC y otros en La Casa Encendida, participar con un stand en la II Feria de Economía Solidaria de Madrid, charlar en una ponencia en el Congreso de Psicogerontología de Madrid, o el Congreso Internacional World Sustainable Building Barcelona 2014. Realizamos coloquios en Alcoy, Las Rozas, Murcia, Torreperogil, Guadarrama, en el Colegio de Psicólogos de Madrid, y en la misma ciudad, con Social&Social en Espíritu 23 o Insólitas en La Ciudad Invisible.

Jubilares-SienacoopNuestro afán por tejer y fortalecer la red que recoge los principios enunciado más arriba nos llevó en 2014 a convenios formales o acciones de colaboración con organizaciones como Siena Cooperativa, Creando Redes, IMSERSO (Ciudades Amigables con las personas mayores), SEGG, Fundación Mapfre y su Escuela de Bienestar, Intersocial, FIARE Banca Ética, AMU, CEATE, UDP, Social&People, Ecómetro, Mibarrio y muchas otras. En el verano pasado viajamos a Holanda para conocer de forma más cercana a algunos de las experiencias de cohousing más relevantes.

SONY DSCTambién fue en 2014 cuando, gracias a vuestro apoyo, logramos el Premio de la red Modelo y Ambiente a la Buena Práctica más votada relacionada con la aplicación del modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona, en la categoría de “Diseño y actuaciones ambientales y tecnológicas”.

Investigación y publicaciones: seguimos investigando sobre el modelo gerontológico centrado en la persona, y apoyando la labor de investigadores que se acercan al cohousing desde una u otra perspectiva científica. Aparte de algunos artículos como el de Envejecimiento [en-red] y otros, hemos participado en la publicación del libro Community Lover´s Guide Madrid (que saldrá a la luz en breve), un capítulo del manual para ciclos formativos realizado por la SEGG, o el capítulo “Alternativas de Vivienda” de la Escuela de Bienestar.

También fue el año pasado cuando formalizamos el acuerdo con Charles Durrett para la traducción al español del internacionalmente conocido “The Senior Cohousing Handbook“, que esperamos esté en las librerías después de este verano.

The Senior Cohousing Handbook

The Senior Cohousing Handbook. Ch.Durrett

Presentacion-grupoCreación de comunidades “jubilares”: en 2014 avanzamos principalmente en el trabajo con dos grupos que quieren establecerse en Madrid, y uno en Extremadura. Hemos estudiado decenas de ubicaciones y realizado gestiones con distintos servicios de los ayuntamientos, comunidades autónomas o entidades financieras, con resultados fructíferos de cara a ir eliminando trabas para facilitar los cada vez más demandados proyectos de iniciativa ciudadana y de autogestión.

Hasta el momento hemos participado en el asesoramiento y orientación de hasta 16 grupos de personas de toda España. Algunos de ellos esperan continuar sumando apoyos para lanzar de forma visible su iniciativa. Por otra parte, en 2014 superamos la centena de personas que a título individual se dirigen a la asociación para situarlas en “lista de espera”. Desde Jubilares sugerimos si es posible su integración en alguno de los grupos, o bien, cuando el número de interesadas es significativo, convocamos a las que podrían resultar afines.

socios amigosEl número de personas socias de Jubilares creció considerablemente en 2014. Son ellas las que hacen posible toda esta labor. Sois también vosotras, que leéis estas líneas, las que podéis aportar vuestro granito de arena. De acuerdo con nuestros Estatutos, los socios amigos de Jubilares no tienen ninguna cuota económica obligatoria, realizan la aportación del tipo que desean, dando sentido a este equipo de personas que entre todos vamos haciendo inteligencia colectiva.

Únete a la asociación Jubilares

El martes 5 de mayo convocamos, para todas las socias y socios de Jubilares, la III Asamblea General Ordinaria, donde expondremos y dialogaremos nuevamente sobre qué somos y a dónde vamos. Será a las 17,00h en C/ Santa Cruz de Marcenado 9 de Madrid, sede de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), de la que somos asociación sectorial. Si aún no eres socio o socia de Jubilares, puedes rellenar este formulario y enviárnoslo o presentarlo allí mismo. En todo caso os rogamos nos confirméis asistencia previa (a info@jubilares.es) si es posible.

Seguimos adelante, despacito y con mucha ilusión. Y aunque todavía somos muy pocos, nuestra labor más o menos discreta y serena, creemos que nuestros pequeños pasos sí van dejando huella.

Pintar con el corazón

Cuando afirmamos que en una “quinta generación de residencias de mayores”, un senior cohousing – o jubilar – una pieza clave para la salud es el soporte que da la comunidad (las amistades, la vecindad…) en absoluto descartamos la eventual necesidad del trabajo de profesionales del ámbito sociosanitario.  En cada caso se habrá de contar con los servicios profesionales adecuados, proporcionados por los sistemas de salud público o privado de que dispone cada persona o por los que la cooperativa desee contratar. Porque el objetivo es seguir en casa hasta cualquier nivel de dependencia.

El tipo de cuidado coherente con un jubilar, que cuenta con la participación y la autonomía de las personas como ariete frente al envejecimiento biológico, pasa necesariamente por un “modelo de atención integral y centrado en la persona“. Cuando hablamos de “profesionales sin bata” nos referimos a equipos de profesionales de apoyo, personas que están al lado de las personas que requieren sus servicios. La atención centrada en la persona exige que ésta no sea tratada como “paciente” sino desde la integralidad como persona. Desde hace décadas el trabajo en gerontología se comprende desde una visión multidimensional porque así son las necesidades de las personas. Cada vez más profesionales quieren trabajar desde la empatía, como expresan desde la Fundación NewHealth dicen querer “volver a ser lo que nos trajo al mundo de la sanidad”, y se atreven incluso a “pintar con el corazón”:

“Ponerse en la piel de los demás, ser capaces de comprender lo que la otra persona siente en una situación determinada” es uno de los puntos que resumen el trabajo de los nuevos roles y equipos de atención de los y las profesionales que trabajan desde el modelo de atención centrada en la persona. Así se expresa en el cuaderno 4 de una interesante serie que publica la Fundación Matia y el Gobierno Vasco, en cuya redacción han trabajado cuatro grandes de la gerontología: Teresa Martínez, Pura Díaz-Veiga, Mayte Sancho y Pilar Rodríguez.

El cambio de rol no es fácil, existen múltiples resistencias (propias y ajenas), existen dificultades aunque también alternativas que hay que saber descubrir… Cada vez se va acumulando más experiencia y por ello los equipos profesionales cuentan con más apoyo, dentro y fuera de su ámbito laboral.

Una pieza clave en el modelo de atención centrado en la persona es el/la profesional de referencia (cuaderno 5). Se trata de aquella persona que conoce a la usuaria, a sus personas de confianza, es alguien que muestra cercanía y disponibilidad.

Cuaderno 4. Profesionales. Nuevos Roles y equipos técnicosEl conocimiento de que hablamos no se refiere al historial clínico, sino a la biografía  y proyecto de vida de cada persona, las preferencias en relación a la atención. Esta profesional sabe identificar, no solo las incapacidades (habitual en un modelo tradicional de cuidado), sino las competencias de la persona, reconocer las capacidades mantenidas y orientar para que la persona cuidada pueda tomar sus propias decisiones y adquirir el control sobre su vida cotidiana. Para ello cuenta con los recursos de la persona que requiere de cuidado, pero también con los que aportan los entornos en que vive, las actividades que realiza, las otras personas con que aquélla cuenta (familias, amigos y amigas…).

Evitar en el trabajo profesional la rutina aburrida, buscar la creatividad, nuevas opciones, porque los sistemas centrados en las personas también han de contar con las necesidades de éstas que son las profesionales. “Personas que cuidamos a personas”, ni más ni menos.

Aprovechamos la ocasión para dejar la serie completa de cuadernos sobre atención centrada en la persona:

  • cuaderno 1. La atención centrada en la persona. ¿En qué consiste este modelo de atención?
  • cuaderno 2. La atención centrada en la persona. ¿Cómo llevarla a la práctica?
  • cuaderno 3. Cómo y dónde quiero que me cuiden
  • cuaderno 4. Profesionales. Nuevos roles y equipos de atención
  • cuaderno 5. Profesional de referencia en centros
  • cuaderno 6. Unidades de convivencia para personas que necesitan ayuda
  • cuaderno 7. Conocer a la persona y apoyar su autodeterminación. El plan de atención y vida
  • cuaderno 8. Conocer a la persona y apoyar su autodeterminación. El grupo de apoyo y consenso
  • cuaderno 9. Vida cotidiana. Realizar actividades
  • cuaderno 10. Vida cotidiana. Las relaciones con los demás
  • cuaderno 11. Vida cotidiana. Los cuidados personales

Actualización del post (12-01-2015):

Portada Cuidar, Cuidarse y Sentirse Bien“Cuidar, cuidarse y sentirse bien”

Acaba de salir a la luz un interesante documento en relación al tema tratado. Incluimos enlace para su descarga de la Guía para Personas Cuidadoras según el Modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona, cuaderno que forma parte del Proyecto de la Fundación Pilares “Cuidamos contigo”, en colaboración con la Obra Social La Caixa. Ha sido elaborado por Pilar Rodríguez Rodríguez, Pura Díaz-Veiga,Teresa Martínez Rodríguez y Ana García Mendoza.

Creemos que es un texto útil para cuidadoras y público en general: guia_cuidar_web

 

Cesión de uso, la alternativa a la hipoteca

Más de 2,5 millones de viviendas en Alemania funcionan en cesión de Uso. En España, el modelo lucha por extenderse (fuente de la imagen: ecosistemaurbano.org)

Más de 2,5 millones de viviendas en Alemania funcionan en cesión de Uso. En España, el modelo lucha por extenderse (fuente de la imagen: ecosistemaurbano.org)

¿Una vivienda en una buena zona de una gran ciudad española por sólo 2.000 euros de entrada y 225 de cuota mensual? Varios vecinos del barrio de Sarrià-Sant Gervasi de Barcelona tienen su hogar por esas condiciones. La casa no les pertenece a ellos, pero tampoco a ningún banco. Es propiedad de una cooperativa que les cede el uso de por vida. Un derecho que, además, es heredable de padres a hijos y hasta permutable si uno necesita otro tipo de vivienda tiempo después. (…)

Así leíamos en eldiario.es un artículo sobre nuestro modelo de cooperativa de uso, el que promovemos desde la asociación Jubilares para la creación de nuestro nuevo modelo residencial para personas mayores. En el caso de los “jubilares” este sistema es coherente con las necesidades económicas de sus promotores (los propios mayores) y la relación de comunidad, clave del envejeciemiento activo que se propone.

“En España hay más de 3 millones de viviendas vacías, unos 300 desahucios al día [el 70% debido al desempleo] y una demanda actual de 260.000 viviendas sociales”. Ese es el panorama al que iniciativas como la de Sostre Cívic (“techo cívico” en castellano) tratan de dar solución.

El artículo se basa en la entrevista a nuestro amigo Raül Robert, un ingeniero industrial metido a emprendedor social, Ashoka fellow y presidente y socio fundador de esta organización cuyo principal modelo es la cesión de uso de viviendas.

Continúa el artículo aquí.

Queremos hacernos un Jubilar. ¿Qué hacemos ahora?

La decisión de cambiar de vivienda suele ser individual o de una pareja, si bien en el caso de Jubilares muchas veces el motor es un grupo de amigos. De una u otra forma, aquí explicamos cómo es el procedimiento.

Este procedimiento se basa en el Método Nielsen  aplicado a los seniorbofællesskab llevados a cabo en Dinamarca por BIC (Boligtrivsel i Centrum), en su desarrollo llevado a cabo por Charles Durrett en EEUU y en las experiencias Holandesas de Comunidades de Mayores (Gemeenschappelijk Wonen Van Ouderen)

PERSONAS O PAREJAS o grupos muy pequeños

Se apuntarán a una Lista de espera, base de datos de Asociación Jubilares. Se les informará de “Primeros Encuentros” que se vayan a producir con otros grupos más grandes y que puedan interesarles por su perfil o las preferencias expresadas. Cuando lo deseen se unirán a un grupo que les guste.

 

GRUPOS

1.- Se ponen en contacto con Jubilares y se organiza el “Primer Encuentro”

BASTA CON UNA PEQUEÑA CHISPA, un deseo que parece remoto.  ¿NOS VAMOS LOS AMIGOS A VIVIR JUNTOS?.

Se organiza una reunión, preferiblemente de carácter lúdico, para explicar el modelo y atender preguntas.

Si el grupo así lo desea, habrá suministrado antes a nuestra asociación alguna información que les resulte relevante (edades, aficiones, preferencias, dependencias…), para que ese primer encuentro se prepare un poco más “a medida”

En este encuentro se les explica el MODELO, el MÉTODO y las FASES.

2.- Tiempo de reflexión

Cada grupo es distinto. Se tomará su tiempo para decidir si siguen y cuándo.

3.- FASE 1: VIABILIDAD. Vamos a estudiarlo en serio.

El grupo decide comenzar el proceso. Tienen que empezar por pensar EL LUGAR Y LA ACTIVIDAD: el Lugar como concepto genérico (o emplazamiento concreto que ya hayan buscado) y la actividad si supone un dato relevante para la localización del Jubilar

Se hacen estudios de VIABILIDAD (legal, finaciera, geométrica etc.) de los suelos o inmuebles que puedan cuadrar con sus intereses, y de la VIABILIDAD económica, a partir de las posibilidades de los interesados.

Si se estructura una opción VIABLE y se decide que es la deseada podemos pasar a la FASE 2 y al TALLER I.

4.- FASE 2 Y TALLER I

La Fase II es de expansión del grupo. Tal vez haya que buscar otros que se unan al proyecto. Ya se tienen datos concretos (suelo, actividad, tamaño, precio…) y por tanto se puede informar a amigos y conocidos, o buscar interesados en el barrio o la localidad donde se va a ubicar el Jubilar.

El Taller I consiste en una serie de reuniones donde se van a abordar temas trascendentes para el grupo. Este Taller es indispensable para el éxito del Jubilar, pues en él se crean o refuerzan lazos y hábitos de trabajo en grupo que son la base del éxito de su proyecto y de la autogestión del Jubilar. ESTE TALLER ES CLAVE y NO es optativo. Podríamos decir que sin este Taller, no habrá Jubilar. Ya ha habido suficientes experiencias fallidas en España y fuera como para haber aprendido dónde están los problemas. Como dicen los holandeses “primero se construye la comunidad, luego el edificio”.

5.- FASE 3 Y TALLER II. LA COOPERATIVA DISEÑA SU EDIFICIO

Los que deciden seguir después del Taller I están comprometidos con el proyecto y la comunidad y son capaces de trabajar en equipo.

La Fase III es la Constitución legal de la Cooperativa, que negociará la financiación y señalará o adquirirá el suelo o el inmueble.

El Taller II es el de Diseño del Edificio con los arquitectos. Se realiza mediante métodos participativos, en los que los cooperativistas toman las máximas decisiones posibles. Es su proyecto, refleja sus aspiraciones y prioridades, su visión e intenciones.

6.- FASE IV Y TALLER III. CONSTRUCCIÓN Y NORMAS

Mientras se construye el edificio, los cooperativistas elaboran sus normas de convivencia y diseñan cómo van a llevar a autogestionar su Jubilar. Es un buen momento para comenzar también el diseño de su AICP.

Envejecimiento activo. Vivir juntos7.- FASE V. MUDARSE Y VIVIR

Lo que han hecho los cooperativistas hasta aquí ha sido puro e intenso envejecimiento activo. Ya nunca lo abandonarán. Será una comunidad generalmente comprometida con su entorno y que demandará o generará mucha más actividad que lo que harían sus miembros cada uno en su “casa”. Esta es ahora su nueva casa. Una comunidad incluyente donde envejecer bien y donde permanecer hasta el final, rodeado de amigos y familia recibiendo cualquier tipo de apoyos, tal como recomienda la Comisión Europea y cualquier experto. JUBILARES ES LA DEFINICIÓN IDEAL DE “PERMANECER EN CASA”.

ECONOMÍA. ¿Salen las cuentas?

Jubilar, la opción más barataMudarse a un Jubilar es más barato que quedarse en casa. Además, socialmente, este modelo puede ser la única alternativa para la supervivencia económica del sistema sanitario actual

Un Jubilar puede marcar la diferencia entre acceder o no a asistencia cuando se necesite. Nuestra evolución social, nuestro envejecimiento demográfico y una larga y previsible era de austeridad convierte a este modelo en casi la única herramienta capaz de proveer algún tipo de asistencia asequible a los mayores en un futuro próximo.

Una de las razones principales de aquellos que emprenden un Jubilar es “yo nunca podré pagar una residencia”. Este convencimiento encierra cambios de actitud, además de realismo económico.

Dependiendo de las fuentes consultadas, la estadística nos indica que el riesgo de ser dependiente entre los 65 y los 84 años está entre el 20% y el 25%.

Efectivamente ese riesgo sube hasta más del 60% para los mayores de 85 (EDisc1999 INE). Si la esperanza de vida está en el entorno de los 82 años (85 para los mayores de 65) (EV.INE 2012), quiere decir que tenemos una probabilidad relativamente alta de no ser dependientes nunca.

Mayores que son libres

Pero por lógica prudencia casi todo el mundo se plantea una pregunta: ¿quién cuidará de mí o de mi pareja cuando lo necesitemos? El cambio social lleva a no desear ser una carga para los hijos. Por tanto, hoy ya y más en los próximos años, las personas mayores se enfrentan a la posibilidad de ser dependientes desde un planteamiento autónomo, afrontando su solución como una DECISIÓN VITAL PROPIA, igual que afrontaron otras de su vida anterior.

Veremos que en España, para aquellos que no tienen suficientes ingresos o ahorros en Planes de pensiones o de otro tipo, esta incertidumbre se resuelve principalmente por dos vías: la familia ayuda (más del 60%) y/o entra en juego la vivienda en propiedad, como principal ahorro.

El Jubilar es modernización en la medida que el mayor puede decidir sobre su vida sin involucrar a sus hijos, ya que la combinación Vivienda adaptada + Comunidad está resuelta para acceder a un buen envejecimiento de forma asequible. Veremos cómo en un Jubilar la economía de la vivienda y su adecuado diseño, unidos a las sinergias de la Comunidad ayudan a esclarecer e incluso resolver el problema asistencial.

COSTE DE LA ASISTENCIA. RESIDENCIAS

Muchas personas no pueden ir a una residencia si no reciben una ayuda externa de unos 800 € al mes:

El coste medio de una residencia en España es de más de 1.750€/mes. En Madrid supera los 1.900 €/mes (PreRes2010), mientras que la pensión media de Jubilación* en España es de 946,0€/mes. -En Madrid es de 1.130€/mes.(MT de 2012)-.* medias sólo de jubilaciones contributivas

A la residencia se acude como último remedio, pues los hijos quieren ocuparse de sus padres mientras puedan. Finalmente se van a una residencia personas con dependencia alta y para un período de entre 3y5 años. La decisión de ir a una residencia no la suele tomar el interesado en solitario, especialmente en los casos de demencias:

El 78% de quien busca residencia tiene más de 75 años. El 48% de ellos padecen algún grado de demencia. El 82% de las búsquedas las hacen familiares o amigos. 1/3 de los ingresos son por demencia. (PreRes2010).

El 80% de la población considera que cuidar de un dependiente impacta en la economía familiar. El sentido de obligación de cuidado de los padres dependientes es mayoritario (91%), pero va acompañado de la sensación de sobrecarga. (FM 2012)

El 55% de los entrevistados afirma que le gustaría acoger a sus padres dependientes en su casa. (FM 2012)

El 30% prefiere la opción de cuidarles sin que los padres dejen su hogar. (FM 2012)

El 15% restante se decanta por otras vías (FM 2012)

El 70% de las personas que viven en residencias son severos o grandes dependientes (ACS-UAM 2011)

Sólo el 12% son válidos o tienen dependencias leves (ACS-UAM 2011)

 

COSTE DE LA ASISTENCIA. AYUDA INFORMAL, CUIDADOS FAMILIARES Y AYUDAS A DOMICILIO

Quien no prevé sus propios cuidados es altamente probable que termine por influir de forma significativa en la vida de sus hijas o hijos:

Cuidar a padres dependientes se puede resumir en dos opciones, casi a partes iguales:

1.- La familia cuenta en mayor o menor grado con cuidadores externos y remunerados.

Según distintas fuentes de ofertas de trabajo en internet, y sin atender los precios del mercado esclavo aparecido con la crisis, una persona interna 24h. cuesta entre 1.000 y 1.200€/mes.

2.- La familia asume el cuidado en exclusiva

Los que deciden cuidar ellos personalmente a los mayores se enfrentan a esta realidad: El 85% de los cuidadores cuidan a diario y el 40% dedican a esta actividad entre 8 y 24 horas diarias. Como consecuencia de la sobrecarga, un 45% de los cuidadores padecen enfermedades crónicas. 2 de cada 3 serán mujeres. Si el familiar decide abandonar su empleo para dedicarse al cuidado de un dependiente, la pérdida media para el hogar es de unos 20.000 €/año. (FM 2012)

Sin embargo todos los estudios apuntan un cambio: si en la actualidad un 69% de los cuidados los provee la familia, y de ellos 2/3 son mujeres amas de casa de entre 45 y 65 años, también en la actualidad el 60% de las mujeres de entre 25 y 44 años están activas, lo que sugiere una caída brusca en un futuro próximo del apoyo informal familiar en los próximos años. (CapViv 2005), si bien la crisis actual está alterando en este momento esta realidad.

Se tiene la percepción de que la Administración es responsable o corresponsable en el cuidado pero muy pocos confían en ser compensados por la Administración por dichos cuidados. (FM 2012). Los recortes de estos años (2011-12) prácticamente han hecho desaparecer las ayudas de la Ley de Dependencia

Las personas mayores necesitan hacer una previsión que les permita asegurar los posibles costes de su dependencia sin contar con ayuda externa (familia o administración)

MECANISMOS DE PREVISIÓN DE ASISTENCIA Y HÁBITOS CULTURALES (CapViv 2005, VPHI 2007)

Los estudios de Joan Costa, Joan Gil, y Oscar Mascarilla acerca de la capacidad de la vivienda en propiedad como instrumento de financiación de las personas mayores en España, describen en detalle la gama de mecanismos existentes en Europa y España. (CapViv 2005, VPHI 2007) para afrontar los gastos en dependencia:

1.- Los Seguros de dependencia (privados, públicos o mixtos) casi no tienen implantación en España

2.- Los sistemas de ahorro o previsión para incrementar las rentas disponibles (Seguro de rentas vitalicias y PIAS o Planes Individuales de Ahorro Sistemático) implican una previsión de al menos 10 años. Son productos muy interesantes fiscalmente, si se tiene capacidad de ahorro antes de la jubilación.

3.- La vivienda es el ahorro más generalizado (88,8% de los mayores tienen piso en propiedad -PMIB 2012-), y sobre ella gravitan los instrumentos de conversión de activos inmobiliarios en renta: la “vivienda pensión”, la “hipoteca inversa”, la “hipoteca inversa mixta” y la “cesión-alquiler”.

¿Y cuánto le queda a mis hijos?

Sin embargo, estos productos ligados a la vivienda no terminan de tener éxito en España por diversas razones, todas bastante ligadas a cuestiones educativas -falta de previsión, falta de conocimiento, falta de información- y culturales -la vivienda es la herencia para los hijos-

En estos estudios nos recuerdan que la preferencia mayoritaria es la de quedarse en casa, en España y en Europa. Por tanto los productos financieros más usados serían dos: La Vivienda Pensión (VP) y la Hipoteca Inversa (HI)

Nos presentan entonces el concepto o TEORÍA DEL CICLO VITAL (Modigliani), por la cual el individuo racional no planea dejar herencias sino consumir los ahorros cuando se jubila.

Pues bien. Resulta que en España esta teoría no tiene mucho éxito, es decir, el 90% opta por dejar en herencia la vivienda y no usar ese capital para mejorar su vida durante la jubilación, y por tanto se suscriben pocas VP o HI.

Los autores realizan una encuesta para saber porqué y descubren tres razones principales: altruismo familiar -“que los hijos vivan mejor que yo”- (32%), inseguridad o aversión extrema al riesgo -“por si me pasa algo”- (25%), y finalmente, dejar herencia a cambio de cuidados -“para que mis hijos se ocupen de mi”- (25%)

Un Jubilar por tanto se adapta bien a esta “idiosincrasia” española, pues es un activo inmobiliario que puede trasmitirse.

LOS DESEOS DE LOS MAYORES Y SU EVOLUCIÓN

Hemos visto en grandes rasgos los deseos hoy de la gente mayor, en relación con la viabilidad asistencial:

1.-    Para afrontar los cuidados que necesitaré, prefiero que me cuide la familia

2.-   Me quiero quedar en mi casa hasta el final.

3.-    Quiero dejar la vivienda en herencia a mis hijos.

Estos deseos en pocos años van a evolucionar para ser viables:

1.-    No quiero ser una carga para los hijos o simplemente no me van a poder cuidar (empleo, emigración, nuevas relaciones sociales…)

2.-   Ni mi casa ni mi comunidad son IDÓNEAS para envejecer bien, y por tanto es perjudicial intentar quedarme en ellas hasta el final. Me mudo, como lo hice antes de otras fases de mi vida, a una casa, mi nueva casa, más adecuada a esta fase que comienzo, manteniendo por tanto una propiedad inmobiliaria “heredable”.

3.-    Dejaré a mis hijos la mayor y mejor herencia posible, optando por un modelo que me permita gastar lo menos posible en mi vida cotidiana y en las ayudas que precise para mi dependencia, pero sin poner en peligro “envejecer bien”, con una vida digna y activa. No voy a ser “el más rico del cementerio”, ni voy a acabar solo ni aislado. Quiero morir dignamente, en casa, rodeado de los seres queridos, y no entubado en un hospital

¿Y si vivimos todos juntos?Para muchos la respuesta ya ha sido “ME VOY A VIVIR CON AMIGOS”. Efectivamente veremos cómo este modelo es el más VIABLE ECONÓMICAMENTE para alcanzar estos deseos

LA VIABILIDAD DEL MODELO JUBILARES

Los condicionantes económicos más habituales son:

.- No puedo o no debo gastar dinero en acondicionar mi vivienda actual

  • Es una obra grande y cara, que podría depreciar el inmueble (pérdida de un baño o un dormitorio…)
  • No puedo prever cuándo hacerla, y si cuando la necesito no la tengo, ya no seré capaz de hacerla
  • No compensa, pues el edificio es de todas formas inaccesible
  • No compensa en un adosado de 4 plantas acondicionar y vivir sólo en el sótano
  • No compensa pues vivo en una comunidad sin vínculos ni comunicación entre los vecinos.

.- No espero que las Administraciones se ocupen de mi dependencia (mi renta es demasiado alta)

.- No puedo pagarme una residencia privada (mi renta es demasiado baja), y no quiero vivir en una

.- No puedo pagar una persona interna 24h.sin que me ayuden los hijos.

.- No quiero ser una carga económica para mis hijos

Con estos condicionantes, la hipótesis de partida para acercarse al modelo Jubilares, en lo económico, será:

a.- Voy a usar parte de mis ahorros – mi vivienda- para acceder a una vivienda más adecuada y más barata, que dejaré a mis herederos.

b.- Voy a afrontar los posibles gastos en dependencia con esa diferencia o ganancia entre el precio de mi actual vivienda y el de la nueva.

c.- El mantenimineto de la nueva vivienda, el Jubilar, por su modernidad, y su organización especializada y comunitaria, debería ser más económica que mi actual vivienda.

Vamos a ir analizando este supuesto o hipótesis de partida.

VIVIENDA MÁS BARATA

.- MENOS SUPERFICIE:

Porque ajusto el programa a mis nuevas necesidades

Porque está diseñado para esta finalidad específica

Porque está hecho a medida de mis posibilidades

.- ADAPTADA Y ADAPTABLE, que no tendré que reformar

.- SUELO DOTACIONAL, mucho más barato que el residencial.

.- MENOS GASTOS DIARIOS (el 60% de la pensión se va en alimentación y vivienda -EPM 2010-)

Casa moderna que consume mucha menos energía

Comunidad que comparte gastos en alimentación

Comunidad supone mayor potencial de acceso a TICs y al Envejecimiento Activo y a sus redes de cooperación

MENOR GASTO EN ASISTENCIA

.- La ASISTENCIA se diseña justo a medida (AICP), con asesoramiento de la Fundación Pilares

.- La ASISTENCIA la PAGAMOS entre varios, y no yo solo (decisiones solidarias o de previsión de la comunidad)

.- La vida en un Jubilar, por ser una “comunidad con sentido”, cubre sin coste más de la mitad de las dependencias habituales, tales como salir de casa o hacer algo sencillo en el hogar:

El número total de personas de 65 y más años con discapacidades en España (…) supone un 32’21%, de la población en ese grupo de edad. El 65% de las personas de 65 y más años con alguna discapacidad padecen al menos una del grupo. “Desplazarse fuera del hogar”. El segundo grupo de discapacidades que afecta a más personas (47,5%) de estas edades es el de “Realizar las tareas del hogar” (EDisc1999 INE)

MÁS CALIDAD DE VIDA ES MÁS SALUD Y MENOS GASTO ASISTENCIAL

.- Vivienda “más grande” porque las áreas comunes son una extensión de la vivienda privada: biblioteca más grande y más completa, magnífico taller, cocina y comedor cómodos para tener invitados, habitaciones para mis invitados pero fuera de mi apartamento….)

.- La salud es mejor gracias al envejecimiento activo, a la vida en comunidad y a la mejor adecuación del entorno. Hay diferentes estudios sobre calidad arquitectónica de la residencia geriátrica y mejora de la salud, con los ahorros derivados en medicamentos y cuidados. (Izal y Fernández Ballesteros, 1990; Regnier, 2002; Rabig et al. 2006; Kundstrup, 2011), así como del aumento de la mortalidad y la morbilidad asociados a la soledad, es decir, la buena vecindad ayuda a curar y a no enfermar (AIM 2012. ChD-2009)

Es decir, SI SE PREVÉ que en esta etapa habrá gastos extraordinarios y se decide AFRONTARLOS de forma AUTÓNOMA, mudarse a UN JUBILAR es una opción MÁS SEGURA, DESDE EL PUNTO DE VISTA ECONÓMICO, que quedarse en la vivienda “familar”

LA VIABILIDAD FINANCIERA

Las personas se hacen mayores y tienen sus necesidades, sin poder cambiar esa circunstancia en función del ciclo económico o financiero. Por tanto el modelo Jubilares no es temporal o coyuntural.

Este modelo, y cualquiera en donde una cooperativa o un particular hacen una vivienda, necesita financiación, ya que mientras dura el proceso hay gastos que hay que afrontar (toda la construcción y todos sus gastos asociados), y la vivienda –los ahorros- no están “disponibles” para ir pagando esos gastos hasta que no se mudan los usuarios a su nueva vivienda.

Hemos mencionado antes los estudios de J. Costa, J. Gil, y O. Mascarilla sobre la capacidad de la vivienda en propiedad como instrumento de financiación de las personas mayores en España (CapViv 2005, VPHI 2007). Recordamos dos productos financieros de los que encontramos en estos estudios.

La vivienda pensión

La vivienda pensión es una fórmula mediante la cual la persona mayor propietaria de una vivienda puede transmitirla, obteniendo a cambio una renta por ella y continuar habitándola mientras viva.

La hipoteca inversa

La hipoteca inversa consiste en un préstamo realizado por una entidad financiera que permite a una persona mayor recibir una cantidad mensual complementaria a su pensión, durante un plazo de tiempo concreto (generalmente entre 10 y 20 años), a un interés fijo negociable, y estableciendo su vivienda como garantía),  y con el consentimiento de los herederos como recomendación. La edad mínima límite para acceder a este tipo de préstamo suele ser los 70 años, si bien no es obligatorio.

Naturalmente, sobre una vivienda libre de cargas puede hacerse una hipoteca por la cantidad necesaria. De ahí que sea importante que el Jubilar sea más barato que la vivienda en qué vivimos, pues será más fácil financiar el proceso.

Por tanto los bancos tienen que participar en el proceso, como instrumentos imprescindibles en cualquier actividad inmobiliaria, poniendo a disposición de los usuarios los instrumentos financieros existentes.

COSTE SOCIAL DE LA PERMANENCIA EN CASA CON CUIDADOS INFORMALES. EL JUBILAR COMO SOLUCIÓN AL COLAPSO SANITARIO

Más de la mitad de las estancias en hospitales corresponde personas mayores de 65 años. (INE 2008)

Sin embargo, cuando hay cuidados “profesionales” de por medio (actualmente en España fundamentalmente en las Residencias; en el futuro también en los Jubilares) sólo son enviados a urgencias entre un 15% y un 20% de los residentes, por períodos inferiores a 2 días, y en 1/3 de los casos para descartar una rotura en el caso de una caída. La mayoría de las personas que viven en un centro “profesionalizado” mueren “en casa” (es decir, en la residencia, el jubilar…), mientras que la gente que vive “en casa”, solos o con la familia, mayoritariamente muere en un hospital (más del 50% de estancias hospitalarias son de mayores de 65 años)(INE 2008)

Si la Comisión Europea invita a encontrar NUEVAS VÍAS para que los mayores permanezcan incluidos en sus comunidades con los apoyos necesarios para vivir dignamente hasta el final de sus días, ¿cómo se combina esto con semejante ocupación hospitalaria por gente que supuestamente se ha quedado en casa para recibir allí los apoyos adecuados, como le han recomendado? ¿cómo es que van al hospital? ¿no pueden realmente recibir  los ncuidados en casa? y si estas personas TIENEN que ir a un hospital, ¿Podrá el sistema sanitario soportar esta demanda de hospitalizaciones en un futuro?

Las personas que viven en un Jubilar utilizarán los servicios sanitarios de forma más racional, puesto que están asesorados asistencialmente según el modelo de Asistencia Integral y Centrada en la Persona (AICP). (AICP-PR 2010). Esta asistencia a domicilio es mejor, más económica y es la que recomienda la Comisión Europea.

En España las administraciones están planteándose prestar este tipo de asistencia (AICP), y el programa Etxean Ondo, la primera experiencia que se lleva a cabo en una Comunidad Autónoma de nuestro país con el fin de poner a prueba un modelo de AICP, en domicilios y residencias, ha dado ya paso a un programa piloto en Soria a cargo de la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Castilla y León. Se espera que las experiencias de AICP se extiendan.

Como hemos visto antes el que los mayores se queden en casa podrá suponer el colapso del sistema sanitario o al menos una grave merma de calidad en la atención hospitalaria si no reciben los cuidados apropiados. Conscientes de ello las administraciones intentarán extender la AICP para poder asegurar la mejor asistencia a los mayores en sus domicilios,  y por ser indirectamente un apuntalamiento para el sistema sanitario.

Dicho esto un Jubilar es el lugar idóneo para administrar la AICP, ya que se diseña desde el principio para ello. Pero de momento la AICP han de pagarla sus usuarios. Sería lamentable que muchos no se hagan un Jubilar a causa del temor a este gasto, pensando que ahorrarán más si no se mueven de sus casas actuales (es decir, acudiendo a urgencias cuando estén enfermos).

Pero como es lógico donde se puede administrar la AICP de forma más efectiva y económica es en los Jubilares, mejor que en viviendas dispersas y no adaptadas.

Por tanto es previsible, o desde luego deseable, que en un futuro las administraciones apoyen la creación de Jubilares, en la idea de extender la AICP con cargo a la sanidad pública, entendiendo este servicio no como un gasto –las personas mayores tienen derecho a ir al centro de salud o al hospital- sino como un más racional y óptimo empleo de los recursos sanitarios públicos, con el doble objetivo de dar el mejor servicio asistencial y el de evitar el colapso del sistema hospitalario

REFERENCIAS

AICP-PR 2010: RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ, Pilar (2010). “La atención integral centrada en la persona”. Madrid, Informes Portal Mayores, nº 106. [Fecha de publicación: 04/11/2010]. http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/pilar-atencion-01.pdf

AIM 2012: Loneliness in Older Persons. A Predictor of Functional Decline and Death. Carla M. Perissinotto, MD, MHS; Irena Stijacic Cenzer, MA; Kenneth E. Covinsky, MD, MPH. Archives of Internal Medicine 2012;():1-7. doi:10.1001/archinternmed.2012.1993. Published online June 2012

ChD-2009: Charles Durrett. Senior Cohousing: A Community Approach to Independent Living. – Handbook. 2009. El término Cohousing se atribuye a Charles Durrett

CapViv 2005: Joan Costa-font, Joan Gil-trasfí, Oscar Mascarilla-miró. Capacidad de la vivienda en propiedad como instrumento de financiación de las personas mayores en España. CAEPS, Universidad de Barcelona. Edad y Vida 2005

EDisc1999 INE: Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud 1999. INE. Madrid, 2000

EV.INE 2012: La esperanza de vida al nacimiento alcanza los 78,8 años en los hombres y los 84,8 años en las mujeres. Nota de prensa del INE de 18 de enero de 2012. http://www.ine.es/prensa/np697.pdf.

EPM 2010. Encuesta de Personas Mayores. 2010. IMSERSO. El 60% del gasto viviendo en casa es la propia vivienda (40%) y la alimentación (20%). http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/msps-encuesta-mayores-2010-02.pdf

FM 2012: María Ángeles Durán. El trabajo no remunerado en la economía española’. Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para la Fundación BBVA. Nota de prensa: “Las familias españolas quieren asumir el cuidado de sus mayores dependientes pero reclaman el apoyo de las administraciones” http://www.europapress.es/sociedad/noticia-familias-quieren-asumir-cuidado-dependientes-20120709141313.html

INE 2008: Encuesta de Morbilidad Hospitalaria 2008. Instituto Nacional de Estadística. Junta de Extremadura P.75 http://www.estadisticaextremadura.com/gestore/docs/varios/morbilidad//emh08.pdf

Izal,M.; Fdez-Ballesteros, R. (1990). “Modelos ambientales sobre la vejez”.

Knudstrup 2011. Jornadas Internacionales sobre innovaciones en residencias. Madrid. Fundación Pilares y F. Caser . Knudstrup, Mary-Ann (2011). “Evidence on the relationship between architectural design and subjective well-being”. http://www.fundacionpilares.org/jornadas_knudstrup.php

LBEAA 2010: Junta de Andalucía. Libro Blanco del Envejecimiento Activo. Coordinador General Técnico, JESÚS J. FERREIRO CASILLAS. Año: 2010. Editorial: Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social. Junta de Andalucía. http://www.imsersomayores.csic.es/documentacion/biblioteca/registro.htm?id=57589

(MT 2012). Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Junio 2012. http://www.seg-social.es/Internet_1/Estadistica/Est/Pensiones_y_pensionistas/Pensiones_contributivas_en_vigor/Por_Comunidades_Aut_nomas_y_provincias/ESTC_005357

NMA 2011: Pilar Rodríguez Rodríguez.  “Hacia un nuevo modelo de alojamientos. Las residencias en las que querremos vivir”. Fundación Pilares para la autonomía personal (Octubre, 2011). http://www.fundacionpilares.org/docs/las_ressidencias_que_queremos.pdf

PB 2009. Peter Bakker, June 2009. Conferencia “Cohousing in The Netherlands” First International Cohousing Summit. Seattle, 2009. Peter Bakker es consejero de la National Union for Cohousing – Landelijke Vereniging Centraal Wonen (LVCW), de Holanda

PMIB 2012: ABELLÁN GARCÍA, Antonio; AYALA GARCÍA, Alba (2012). “Un perfil de las personas mayores en España, 2012. Indicadores estadísticos básicos”. Madrid, Informes Portal Mayores, nº 131. [Fecha de publicación: 1/06/2012]. http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/pm-indicadoresbasicos12.pdf

PreRes2010: Informe inforesidencias.com sobre precios de residencias Geriátricas para personas mayores. Nov. 2010. http://www.inforesidencias.com/geriateca/

ACS-UAM 2011: “Análisis de los costes sanitarios en centros residenciales privados para personas mayores”. Febrero 2011. Marta Fernández Moreno et al., Fundación Instituto edad y Vida. Universidad Autónoma de Madrid.

Rabig, J.; Thomas, W. MD,2 Kane, R.; Cutler, L.J.; McAlilly; S. (2006).”Radical Redesign of Nursing Homes: Applying the Green House Concept in Tupelo, Mississippi”. The Gerontologist, Vol.46 (4): 533-539.

Regnier , V. (2002). Design for Assisted Living: Guidelines for Housing the Physically and Mentally Frail, John Wiley, New York.

VPHI 2007. COSTA FONT, Joan; GIL TRASFÍ, Joan; MASCARILLA MIRÓ, Oscar (2007). “La vivienda pensión y la hipoteca inversa como fuente de financiación de los mayores en España”. Madrid, Portal Mayores, Informes Portal Mayores, nº 75. [26/10/2007]. http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/costa -vivienda-01.pdf

Adaptadas y Adaptables

En un Jubilar se puede vivir hasta cualquier nivel de dependencia, sin que parezcan hospitales

Frecuentemente decimos que las viviendas de un Jubilar o sus zonas comunes son ADAPTADAS Y ADAPTABLES

Detrás de este “eslogan” encontraríamos varias familias de características

1.-  Aquellas que hacen referencia a las Normas y/o Leyes que definen los grados de Accesibilidad para Personas con discapacidad. Cada Comunidad autónoma tiene su Normativa, pero en general la clasificación “adaptado” suele ser más exigente que “practicable” o sólo “accesible” o “convertible”

2.-  Aquellas que se refieren a una óptima utilización para fines gerontológicos, estén o no incluidas en normas o leyes. En este campo encontraríamos las referentes a la arquitectura “bien hecha” o ADAPTADA a gente mayor (pues hay evidencias científicas de que es mejor), y calificativos como acogedora, amable, detallista, luminosa…

3.-  Aquellas que se refieren a la ocultación o el escamoteo de sistemas o instalaciones para minusvalía hasta el momento de ser necesarias. Un Jubilar no es un hospital, sino un lugar donde vive gente. No ha de parecer un edificio sanitario. Son Hogares convertibles, o mejor aún adaptables, para cualquier minusvalía.

4.-  Aquellas que se refieren a la facilidad de implementar cambios o adaptaciones o nuevas instalaciones hasta cualquier nivel de necesidad clínica. Este punto es importante, pues en Jubilares se aspira a no trasladar a las personas a “zonas clínicas” dentro del complejo

1.-ADAPTADA SEGÚN NORMATIVA.

En España tenemos una norma Nacional (CTE) y Normativas Autonómicas de Accesibilidad, pero no están agrupadas en un único documento y bajo una única presentación, con definiciones comunes etc., como ocurre con las normativas de cada Estado en EEUU

Por tanto no podemos hacer generalizaciones. Hemos usado el término “ADAPTADO” pues suele ser el que mýor exigencia implica.

A los Jubilares no se les exige como tales ningún cumplimiento de accesibilidad distinto al de las viviendas. por tanto es una auto-exigencia: Se tratará de cumplir la Normativa de Accesibilidad como si fueran Residencias Geriátricas o el equivalente más exigente, sin perjuicio de las otras características que aquí enumeraremos y que sí son específicas de Jubilares. Estas salvedades estarán sobre todo relacionadas con la apariencia (Modelo Hogar o housing), pero se demostrará que aquellas que no se implementen desde el principio se pueden implementar fácilmente y/o sin obras

2.-ADAPTADA SEGÚN RECOMENDACIONES Y AVANCES SOBRE ARQUITECTURA GERONTOLÓGICA Y EXPERIENCIAS EN SENIOR-COHOUING (Durrett)

La arquitectura, desde un punto de vista histórico, ha buscado el bienestar de las personas y la mejora de la calidad de vida. La arquitectura es una disciplina más compleja que la mera “edificatoria”, que se detendría tan solo en aspectos técnicos o técnico-funcionales

Sin embargo desde el pasado siglo la arquitectura comenzó a verse afectada por el “ansia cuantificadora”: si no se puede traducir algo en números o estadísticas, carece de influencia o de importancia.

Tal vez por ello en las dos últimas décadas se han incrementado las investigaciones que han buscado (y encontrado, como es lógico) “evidencias científicas” a cuestiones que ya sabíamos, aunque sólo intuitivamente. Muchos de estos estudios se han centrado en las residencias de personas mayores, por razones obvias: cambiar la antigua imagen del “asilo”, percibido como un lugar espantoso para vivir, necesitaba algo más que percepciones para ser viable.

Ahora se “sabe” –científicamente- que la luz natural es buena para la salud de los mayores y enfermos, que las vistas a árboles o plantas o vida en la calle es más saludable que mirar un muro ciego, o que la comida hecha en casa o a gusto del consumidor reduce también la medicación (esto ha influido en dónde y cómo se hace una cocina hoy en una residencia de ancianos) (Izal y Fernández Ballesteros, 1990; Regnier, 2002; Rabig et al. 2006; Kundstrup, 2011)

A las adaptaciones arquitectónicas para personas mayores hay que añadir las que podemos entender como propias de un senior-cohousing, es decir, aquellas que fomentan las relaciones entre los vecinos y la vida en comunidad. La casa común, el taller o la orientación de las viviendas hacia esas zonas comunes son adaptaciones del modelo residencial a un Jubilar o senior-cohousing.

3.-HOGARES QUE SON ADAPTABLES

Un Jubilar, aun siendo un equipamiento socio-sanitario, es sobre todo el hogar donde viven personas. Hemos visto que bajo la denominación “housing” hace ya dos décadas ha ido cambiando el lenguaje residencial para personas mayores, y sin embargo siguen pareciendo lugares muy fríos e impersonales. El “housing” o aspecto hogareño es hoy una prevalencia sobre otros aspectos (UdCon 2012)

Cuando se habla de hogar adaptable hay que tener en cuenta que en un Jubilar cada vecino amuebla su vivienda y pone en ella sus recuerdos, su decoración… y que sin embargo ese hogar ha de poder soportar cualquier nivel asistencial. Por tanto hay que implementar sistemas “invisibles”  que permitan esa adaptación, y que las viviendas no parezcan habitaciones de hospital.

No menos importante es el aspecto económico de la adaptabilidad, en dos sentidos:

El primer ahorro es que no todas las viviendas necesitarán ser adaptadas para las mismas minusvalías. Y para que este ahorro sea efectivo todas han de poder adaptarse a cualquier minusvalía. Por ejemplo un baño adaptado cuenta con lavabos  e inodoros de altura variable, que no todo el mundo necesitará. Pero en cualquiera de los baños han de poder instalarse estos aparatos. Por tanto todos los baños tendrán el tamaño adecuado y los aparatos estarán instalados de manera que puedan sustituirse por aparatos especiales sin obras. Por tanto ahorramos instalando los equipamientos necesarios, y no más.

El segundo ahorro es el que supone llevar a cabo adaptaciones sencillas, si se han previsto espacios y sistemas apropiados. Ahorro que se nota significativamente para adaptaciones temporales: Por ejemplo cuando una persona se rompe una cadera y ha de usar silla de ruedas, ha de poderse sin obras y fácilmente adaptar la casa y suministrar las instalaciones y medios apropiados, que al finalizar la convalecencia de nuevo desaparecen y pasan a otra vivienda o a los almacenes del Jubilar.

4.- ADAPTABLE A ALTAS EXIGENCIAS ASISTENCIALES

En Jubilares un objetivo declarado es que las personas que se hacen estas viviendas ya no tienen que mudarse.  Estas viviendas son el lugar donde estar hasta el final, y “morir en casa” rodeados de seres queridos. Esto ya supone un posicionamiento contra el modelo de “morir entubado en un hospital”, por otra parte “costumbre” inviable económicamente dentro de unos años. (Porteus 2011)

En España además no prosperará un modelo que no dé respuesta a esta cuestión. Hacer un Jubilar y no poder permanecer hasta el final sería un fracaso

De parecidas experiencias también se concluye que aun en este tipo de entornos, “pasar al otro ala” cuando se está enfermo tiene un alto rechazo.  Hay que procurar que jamás una persona muera fuera de su habitación o pase largas temporadas hospitalizada, como tampoco nadie quiere ser trasladado a la “planta de la que ya no se vuelve”. (5-UK-2006)

Por ello hay que implementar sencillos y económicos sistemas para proveer de alto nivel de control a cualquier habitación. Un simple tubo vacío nos permitirá monitorizar cualquier habitación desde alguna zona de cuidadores si es necesario y no trasladar a esa persona enferma.

Viviendas adaptadas y adaptables: la forma de vivir en hogares con cualquier nivel de dependencia hasta el final.

REFERENCIAS

5 UK 2006: Estudio de cinco residencias de modelo “housing-asistido” en Reino Unido entre 2004 y 2006.  “Evaluación de modelos de alojamiento para personas mayores al final de la vida” Karen Croucher, Leslie Hicks, Marck Bevan y Diana Sanderson, Joseph Rowntree Foundation (Reino Unido) Traducción: José Ignacio Calleja Miranda; Revisión: Observatorio de Personas Mayores. Revista Perfiles y tendencias, nº 36, diciembre 2008. http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/boletinsobreenvejec36.pdf

Charles Durrett. Senior Cohousing: A Community Approach to Independent Living. – Handbook. 2009. El término Cohousing se atribuye a Charles Durrett

Izal,M.; Fdez-Ballesteros, R. (1990). “Modelos ambientales sobre la vejez”. Anales de Psicología, 6 (2): 181-198

Knudstrup 2011. Jornadas Internacionales sobre innovaciones en residencias. Madrid. Fundación Pilares y F. Caser . Knudstrup, Mary-Ann (2011). “Evidence on the relationship between architectural design and subjective well-being”. http://www.fundacionpilares.org/jornadas_knudstrup.php

Porteus 2011. Jornadas Internacionales sobre innovaciones en residencias. Madrid. Fundación Pilares y Fundación Caser  Jeremy Porteus. 2011. The Generation Game: A new age for housing for older people. http://www.fundacionpilares.org/jornadas_porteus.php

Rabig, J.; Thomas, W. MD,2 Kane, R.; Cutler, L.J.; McAlilly; S. (2006).”Radical Redesign of Nursing Homes: Applying the Green House Concept in Tupelo, Mississippi”. The Gerontologist, Vol.46 (4): 533-539.

Regnier , V. (2002). Design for Assisted Living: Guidelines for Housing the Physically and Mentally Frail, John Wiley, New York.

UdCon 2012: DÍAZ VEIGA, Pura; SANCHO, Mayte (2012). “Unidades de Convivencia. Alojamientos de personas mayores para ‘vivir como en casa‘” Madrid, Informes Portal Mayores, nº 132. [Fecha de publicación: 15/06/2012]. http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/diaz-unidades-01.pdf