Etiquetado: mayores

¿Qué piensas del modelo actual de los Centros de Mayores?

centros_mayores_mymo

¿Imaginamos cómo nos gustaría que fuera nuestra edad adulta? Y si ya somos adultos o mayores, ¿frecuentamos un centro de Mayores? ¿Nos gusta? ¿Estamos cómodos? ¿Nos gustaría que los equipamientos nuevos tuvieran en cuenta otros criterios a la hora de establecer cuáles son los usuarios que los utilizan?

No son tan fáciles las respuestas, ni tan evidentes.

La entidad de innovación social mYmO, con el apoyo de la Dirección General de Mayores del Ayuntamiento de Madrid, está realizando una investigación en relación al modelo de los Centros de Mayores. Qué escenarios se proyectan para el futuro y qué opinan las personas adultas y mayores (>50años), en concreto de 4 barrios: CostillaresAtalaya de Ciudad Lineal y Santiago Apóstol Pinar del Rey de Hortaleza.

Tanto si perteneces a estos barrios como si no, nos encantaría que pudieras circular el cuestionario entre las personas mayores de 50 años de tu entorno y/o contestarlo tú misma. La investigación no será vinculante pero ayudará el Ayuntamiento de Madrid a tomar en cuenta lo que opinan las personas que viven la ciudad, cuyas necesidades están en continuo cambio. Así que es una oportunidad para todos para reflexionar y opinar.

¡Haz click para ver la encuesta y no dejes de compartirla!

¿Qué escenario nos parece más adecuado?

encuesta_centros_mayores

¿Toda esa experiencia se va a perder?
Es una pena que tanto conocimiento, el que atesoran las personas mayores, se pierda sin que seamos capaces de establecer verdaderos canales y estructuras para su transmisión, al margen de las familias o las universidades.

¿Cómo vamos a compartir espacios?
También se nos ocurre pensar que después de muchos años trabajados a muchas personas mayores no les apetece lidiar con el ruido y la energía de los jóvenes que están en otra etapa vital cuyas necesidades son tan distintas que hacen pensar que sea muy difícil compartir espacio sin que alguien se quede atrás.

A los jóvenes no les interesa
Muchos jóvenes “nos miran como si fuéramos unos ancianos y yo no me siento nada anciano”. “Sería bonito compartir alguna actividades pero no creo que a los jóvenes les interese para nada”.

Queremos estar entre pares
“Para que un espacio funcione hay que tener vivencias y objetivos vitales compartidos, niños y jóvenes ya son suficientes en familia…”

¿Intergeneracional?
“A mí me encanta estar con personas jóvenes, siempre aprendo algo nuevo”.

Centros de mayores
“Cosas de viejos, yo no quiero ir, no soy vieja, no quiero estar en un lugar de retiro”.

Estas y muchas más las reflexiones que están saliendo de las entrevistas que está realizando mYmO. Los cuatros escenarios imaginados van del simple mantenimiento de la situación tal como está, hasta la posible reconversión de los centros de mayores, pasando por situaciones intermedias de mayor o menor apertura para actividades intergeneracionales, con la interacción de otras generaciones y con diferentes finalidades.

Las posibilidades son infinitas y la manera de enfocar los cambios también. De momento ésta es sólo una investigación, no nos asustemos. Aunque también es verdad que otras comunidades están haciendo grandes cambios. Por ejemplo en Cataluña la Generalitat está empezando a cambiar la normativa de los Centros de Mayores – Casal d’Avis para convertirlos en centros cívicos intergeneracionales. Quizás para diseñar mejor el futuro nos toque seguir reflexionando.

¿Nos compartes tu visión?

Muchas gracias. Aquí tienes el enlace al cuestionario. Si crees que alguna persona de tu entorno esté interesada no dudes en compartir esta información.

¡Haz click para ver la encuesta y no dejes de compartirla!

Creando futuro

Por: Luis Miró y Mavi Catalá (Coaching de Mayores)

Crear una comunidad es diseñar y construir ese espacio físico y arquitectónico donde queremos vivir una etapa valiosa de nuestra vida y es también, no menos importante, crear ese espacio de relaciones que van a sostener nuestro futuro.

Habitantes de un senior cohousing en Sooke (Canadá) poniendo en práctica su método de toma de decisiones, "Consensus". www.canadianseniorcohousing.com

Desde nuestro punto de vista, como coaches, una comunidad de Jubilares tiene más que ver con un equipo que con un grupo. Un equipo tiene objetivos comunes, define sus reglas, establece roles, sus miembros tienen habilidades complementarias y, además, comparten una responsabilidad individual y grupal.

Constituir un equipo no es algo inmediato y espontáneo, en el mundo del deporte y las empresas tenemos multitud de ejemplos que nos lo demuestran cada día. Una característica interesante de los equipos es que la suma de grandes individualidades no hace un equipo grande, sin embargo, un equipo excelente hace excelentes a sus miembros. Lo relevante es el sistema y los individuos crecen con él.

Esto significa que para constituir una comunidad Jubilar con éxito es necesario contar con varios factores, entre los que destacamos:

  • la metodología para definir y establecer la comunidad
  • el compromiso de los partícipes

Metodología

La Asociación Jubilares cuenta con una amplia experiencia en la implantación de una metodología contrastada que establece buenas prácticas para la convivencia y asegura el avance del proyecto en su conjunto. En ella se revisan desde el propósito y objetivos de la comunidad hasta su puesta en marcha, pasando por el desarrollo de habilidades de comunicación, escenarios de envejecimiento, limitaciones, cuidados, trabajo interior y trabajo exterior o economía del envejecimiento.

Sin embargo, el éxito no radica sólo en una buena práctica de una buena metodología y aquí es donde incide el segundo factor.

Compromiso

Para que un equipo, empresa o comunidad funcione requiere del compromiso de sus miembros. El compromiso es, en definitiva, lo que conecta nuestras necesidades e intereses con nuestras acciones y comportamientos.

Según los estudios más recientes, el compromiso individual con una organización se sustenta en el equilibrio tres componentes:

  • demandas: lo que la comunidad nos solicita que realicemos (tareas, organización, roles, esfuerzo, etc.).
  • aportaciones: lo que la comunidad nos ofrece (apoyo, realización, autonomía, cuidados, disfrute, etc.).
  • recursos personales: las habilidades, competencias y fortalezas que cada persona tiene y desarrolla.

La forma en cómo cada persona interpreta, desde sus recursos, el balance entre lo que la comunidad le requiere y lo que obtiene va a determinar su nivel de compromiso con la misma.

Como resultado, los miembros comprometidos se identificarán con los valores de la comunidad (autonomía, generosidad, solidaridad, etc.), encontrarán en las actividades llevadas a cabo un reto interesante para ellos (comunidad, cuidados, trabajo interior y exterior, etc.) y su actitud será proactiva.

En nuestra opinión, a modo de resumen, para constituir una comunidad de Jubilares sostenible y resiliente, capaz de superar dificultades, es necesario adoptar una metodología que permita establecer las bases de una buena convivencia, conectar con las necesidades e intereses de los partícipes, desarrollar habilidades personales, debatir sobre los valores, demandas y aportaciones de la comunidad y, finalmente, dotarse de los mecanismos para resolver los conflictos, es decir, para saber “cómo ponerse de acuerdo para estar de acuerdo cuando no estén de acuerdo”.

Coaching-de-mayores

 

SOBRE LAS JORNADAS “INFLUENCIA DE LA EDUCACIÓN Y LA SENSIBILIZACIÓN SOCIAL EN LA CONSTRUCCIÓN DE UNA SOCIEDAD PARA TODAS LAS EDADES”:

logos CGCEES IMSERSO

Durante los días 1 y 2 de octubre se han celebrado en el salón de Actos del IMSERSO y dentro del “Plan de Formación Especializada en Servicios Sociales 2013” las Jornadas sobre “Influencia de la educación y la sensibilización social en la construcción de una sociedad para todas las edades” a las que hemos tenido la suerte de poder asistir. Han sido organizadas por el IMSERSO y el CGCEES (Consejo General de Colegios de Educadores y Educadoras Sociales).

En estos dos días se han presentado herramientas y enfoques con los que abordar los problemas derivados del proceso de envejecimiento de nuestra sociedad (desde la educación y sensibilización social con especial atención a las relaciones intergeneracionales), así como la puesta en común de experiencias reales llevadas a cabo en distintos programas. En otras palabras, buscar y analizar maneras de actuar para fomentar el envejecimiento activo y la integración social del mayor.

De las experiencias analizadas nos resultó especialmente reseñable por su longevidad, su impacto social y su elección como modelo ejemplar para otros municipios, la labor conjunta realizada en Marchena entre distintas administraciones (Ayuntamiento, Diputación y Junta).

De las variadas intervenciones realizadas en las jornadas, extraemos algunos conceptos que consideramos de interés y calado para mayor profundización:

Aprendizaje a lo largo de la vida: se define como toda actividad formativa emprendida en cualquier momento del ciclo vital de una persona con el fin de mejorar sus conocimientos teóricos o prácticos, sus destrezas, competencias y/o cualificaciones por motivos personales, sociales y/o profesionales. Hemos de concienciarnos de que siempre, aunque sea informalmente, estamos aprendiendo y debemos de estar preparados para que la vejez (por madurez, por el tiempo disponible, por la libertad de elección), pueda convertirse uno de los periodos más interesantes en nuestro aprendizaje y realización personal. Subyace en este concepto la visión de la tercera edad como un periodo más de cualquier biografía, plena de oportunidades de desarrollo y enriquecimiento personal, por encima de visiones tradicionales, segregadoras y paralizantes, que conciben la etapa de mayor como un “retiro” a todos los efectos.

Gerontopedagogía centrada en la persona: se desarrollan metodologías de enseñanza que superan el adoctrinamiento o la tutela. Se pasa a entender los procesos formativos como colaborativos entre los participantes, en los que se debe contemplar tanto los conocimientos previos de los asistentes y todo lo que éstos pueden aportar como la implicación emocional que a través de la  estimulación y la motivación configure las mejores vías hacia el aprendizaje.

plantando-en-el-parque1, del blog de Roser BatlleAprendizaje-servicio: estrategia educativa de presencia internacional que une el proceso formativo con el servicio comunitario. Utiliza como bazas la tangibilidad de sus resultados y la satisfacción de los intervinientes y consigue una fuerte motivación fomentando la concienciación, la observación, la curiosidad y la colaboración.

Red española de aprendizaje-servicio

Aprendizaje-servicio en el blog de Roser Batllé

Ciberanimación: Un enfoque de las nuevas tecnologías (generalmente denominadas TIC) que se centra en los objetivos a conseguir más que en los medios que se utilizan para conseguirlos. Se difumina la barrera entre el mundo “digital” y el mundo “real”: tras las TIC tan sólo hay personas que desean comunicarse y relacionarse, sólo que a través de unos canales específicos. Esta visión supone una superación de los enfoques de formación utilizados para las tecnologías, que sólo hacen énfasis en el manejo de la herramienta, para saltar a planteamientos “utilitaristas”: planteándome qué quiero conseguir, aprenderé a usar las herramientas tecnológicas que necesito para conseguirlo.

Sobre todos estos conceptos planea una visión que sin duda compartimos, la de una vivencia de la etapa de mayor activa, intensa, guiada por la curiosidad y el afán de mejora personal. Un actitud que supone el primer requisito para conservar la autonomía personal durante toda la vida.

La Maison en Petits Cubes

Preciosa y evocadora película de Kunio Katô. Ganó el Óscar al mejor corto de animación en 2009. Proponemos verla (12 minutos) antes de leer nuestros comentarios puesto que las imágenes son muy sugerentes y se pueden hacer múltiples lecturas de ellas. Os animamos a participar en los comentarios del artículo y compartir entre todos nuestras impresiones.

Desde Jubilares nos gustaría destacar algunos aspectos muy interesantes sobre la CASA y la CIUDAD:
1.- Cada momento de la vida tiene una casa (un tamaño, unos muebles…). Hay tiempos para añadir y tiempos para reducir. En todo caso el cambio se hace por obligación (externa, el agua sube), y se elige qué llevar al siguiente nivel. ¿Qué nos llevaríamos cada uno de nosotros?
2.- Dicho cambio, decimos por obligación, ¿necesariamente ha de realizarse cuando ya llega el agua a los tobillos? Todos sabemos que el agua subirá… La ciudad y la casa parece que podrían ser mejores con reflexión y anticipación.
3.- Desde nuestro punto de vista el gran drama es la soledad: ¡dónde están los demás!

Hay tanta soledad cuando ya no queda tiempo de tender puentes

… ¿de verdad no queda tiempo?

Libro: Innovaciones en residencias para dependientes

Innovaciones en residenciasInnovaciones en residencias para personas en situación de dependencia. Diseño arquitectónico y modelo de atención

Editado conjuntamente entre la Fundación Caser para la Dependencia y la Fundación Pilares para la Autonomía Personal

La pasada semana tuvimos el placer de asistir a la presentación de  esta publicación en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (Universidad Politécnica), que recoge textos de reconocidos expertos del ámbito internacional en relación con el diseño arquitectónico y los ambientes que producen bienestar a las personas que requieren apoyos. Se trata de arquitectos, investigadores y especialistas en políticas de atención y vivienda de Estados Unidos, Países Escandinavos, Inglaterra, Alemania y Francia, que presentan los modelos de alojamientos que se están proponiendo como idóneos en sus respectivos países. Asimismo, en la publicación se contienen experiencias muy innovadoras que se están produciendo en España relacionadas con el cambio de modelo para lograr una atención integral y centrada en la persona.

Se trata de un documento más que demuestra lo mucho que hay por hacer en el mundo de la arquitectura y la gerontología, en el sentido de posibilitar entornos donde los espacios y  las relaciones humanas logren la autonomía que precisa cualquier ser humano, incluso, sí,  los más dependientes. Seguiremos comentando sobre su contenido.

Se puede descargar el libro completo aquí: Innovaciones en residencias

PRIMERA PARTE.- AVANCES EN DISEÑO ARQUITECTÓNICO Y MODELOS DE ATENCIÓN EN EUROPA Y EE.UU.
– La relación entre el diseño arquitectónico y el bienestar subjetivo.
– El juego de las generaciones: una nueva era de la vivienda para personas mayores.
– Innovaciones en residencias para personas en situación de dependencia: el caso alemán.
– El modelo nórdico: evoluciones en el cuidado y el espacio para las situaciones de dependencia en la vejez en Suecia, con cierta relevancia para Dinamarca y Noruega.
– Valor del entorno físico y de las relaciones humanas para vivir bien en una residencia, a pesar del Alzheimer.
– Cambios en las nursing-homes estadounidenses para garantizar la dignidad de la persona.
– Consideraciones críticas para el diseño de viviendas asistidas para personas mayores con fragilidad física o cognitiva.
SEGUNDA PARTE.- INNOVACIONES Y TENDENCIAS DE FUTURO EN EL MODELO DE ATENCIÓN A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA EN ESPAÑA.
INICIATIVAS DESDE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA
– El Proyecto Etxean Ondo, promovido por el Gobierno Vasco.
– Tendencias de futuro en la atención residencial de personas mayores de la C.A. de Castilla y León.
– Alojamientos para personas con discapacidad en Álava.
INICIATIVAS Y APORTACIONES DE LOS PROVEEDORES DE SERVICIOS
– Planificación centrada en la persona (PCP) en residencias de personas mayores. La experiencia de Caser Residencial.
– Avances en diseño y modelo de atención centrada en la persona. La Residencia de San Camilo (Madrid).
– Humanizar el cuidado a los mayores en centros residenciales.
INICIATIVAS PROMOVIDAS POR LAS PROPIAS PERSONAS DESTINATARIAS
– Modelos de apoyo para una vida independiente. Una propuesta desde las personas con discapacidad.
– Residencial Santa Clara de Málaga. Una iniciativa de las personas mayores.
LA VOZ DE LAS PERSONAS MAYORES
– La opinión y los deseos de las personas mayores.
– La residencia en la que nos gustaría vivir.
APÉNDICE
– Coste efectividad, economías de escala y tamaño de los centros residenciales para personas mayores y con discapacidad.

Un poco de decoro… ¿es mucho pedir?

No es una broma de mal gusto, es la Clínica Alzheimer, de Frank Gehry

No es una broma de mal gusto, es la Clínica Alzheimer, de Frank Gehry

Vivimos una época, de la que parece que no hemos salido del todo, en la que la arquitectura olvidó el decoro. Vitrubio, allá por el siglo I a.C., definía ese decoro como “el aspecto correcto”, “la perfecta adecuación del edificio”. Y ejemplificaba diciendo que habían de emplearse columnas dóricas si un templo estaba destinado a Marte; o vestíbulos elegantes si el edificio es magnífico… Lo primero nos resulta lejano, pero lo segundo lo entiende cualquiera. Pues bien, ese decoro exige, por ejemplo, que un auditorio tenga un acceso de grandes dimensiones, o que la imagen de unos juzgados sea la propia de un uso público e institucional.

Desgraciadamente, ya sea por una buscada estética de la “tergiversación” o por mera ineptitud, hemos construido las últimas décadas juzgados que parecen oficinas, oficinas que parecen naves industriales,  viviendas que parecen oficinas, residencias de mayores que parecen hospitales.

Los arquitectos que fundamos la asociación Jubilares siempre hemos defendido una arquitectura decorosa, esto es: los edificios han de parecer lo que son. Y algo más: una arquitectura humana, para las personas que las viven. Ambas cosas significan que los hogares para las personas, sean de la edad que sean, son hogares y una mínima ley de decoro dice que han de parecer hogares. Esto es aplicable a los jubilares, pero también a las residencias de mayores, a los senior resorts, los apartamentos con servicios o los tutelados…

La foto de arriba muestra un edificio proyectado por Frank Gehry. No se trata de una broma de mal gusto, el edificio ya está construido y es una  clínica para personas con enfermedades degenerativas del cerebro, como Parkinson, Hurrington o Alzheimer. ¡Allí viven personas!

Las arquitecturas-manifiesto las sufren sus propios usuarios, como si no fueran los destinatarios de esos muros y espacios. El ejemplo es escandaloso, ciertamente exagerado, pero a nuestro alrededor existen múltiples ejemplos de edificios donde residen mayores en los que primando el carácter sanitario sobre el residencial, o donde por una pretendida “funcionalidad” tanto en el exterior como en el interior, se arruina la sensación de hogar. Creemos que se trata de un grave error de decoro.

Fredensborg_Houses_7

Conjunto de viviendas para mayores Fredensborg, del arquitecto Jörn Utzon

Los protagonistas de los edificios residenciales de mayores son las personas que los habitan. Cualquier habitación ha de ser cálida, acogedora, ha de permitir la personalización que tiene cualquier espacio propio que habitamos a lo largo de la vida. Las casas de mayores (repetimos, se incluye cualquier tipo de residencia de media-larga estancia) han de parecer un hogar, oler como un hogar, oirse como un hogar, saber como tu hogar (sí, saber, permitiendo comidas a tu gusto, por ejemplo)… Hoy sabemos que esa sensación de bienestar que da saberse en tu propia “casa” es fundamental en la salud del que vive allí. Y esto comienza en el exterior.

Un poco de decoro… ¿es mucho pedir?

A propósito de la película “EL CUARTETO”

el-cuarteto

Cartel de la versión original: Quartet

En los últimos años estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo subgénero dentro de las comedias “dramáticas”, el de las películas sobre “mayores”. Para una sociedad que idolatra la juventud e ignora la vejez resulta una novedad ver propuestas que, desde el entretenimiento, nos muestren las situaciones a las que nos enfrentamos en el último tramo de la vida. Siempre en tono amable, se nos introduce en los problemas más específicos de esta etapa: la soledad, la enfermedad, el cambio de entorno, los problemas económicos,… Aunque parece que estén destinadas a este segmento de edad, por su factura y hechuras buscan atraer a todo tipo de público (algo parecido a lo que hace unas décadas el cine hizo con la adolescencia). “¿Y si vivimos todos juntos?”, “El exótico Hotel Marigold” y “El cuarteto” ilustran perfectamente esta nueva categoría.

El cuarteto” (Quartet), estrenada recientemente, narra lo que sucede en una residencia para músicos retirados de Inglaterra durante la preparación de la gala anual que realizan para la recaudación de los fondos necesarios para su mantenimiento. La llegada de una nueva y afamada inquilina revolucionará los planes y trastocará ciertas relaciones de esta comunidad. El divismo, las rivalidades, la añoranza de la juventud colorean una trama cómica (con algún toque agrio) en la que los personajes se ven envueltos hasta su desenlace final. La residencia se ubica en una finca con mansión (donada a su fin por un rico director musical muerto sin descendencia) magnífico escenario para el desarrollo de la ficción.

Independientemente de sus valores cinematográficos nos interesa comentarla aquí porque ilustra perfectamente el tipo y categoría de actividades a promover y que deben coexistir en la rutina de nuestros jubilares.

–          Actividades principales destinadas al mantenimiento del conjunto. En la película la Gala anual es un método de recaudación con el que pagar los gastos de mantenimiento, una actividad a cambio de un servicio. Son músicos y prefieren practicar y actuar a cambio de dinero con el que sufragar los gastos (como en la vida activa de cualquier persona). Otra opción sería desempeñar personalmente esas funciones de mantenimiento: jardinería, limpieza, arreglos,…. Y, por supuesto, la combinación de ambas. Lo importante es llevar a cabo las posibles (en la medida de nuestras fuerzas físicas y de acuerdo con mis vecinos) fomentando la convivencia (reforzando vínculos emocionales) y reduciendo gastos.

–          Actividades de integración con el entorno social próximo. En la película las lecciones que uno de los personajes imparte periódicamente a un grupo de adolescentes de algún centro próximo (se supone). Debemos convertir nuestro jubilar en parte activa del barrio y, aprovechando nuestra experiencia, ofrecernos para ayudar y/o compartir experiencias. Este tipo de prácticas puede propiciar nuevas relaciones integeneracionales generalmente valoradas como muy gratificantes.

–          Actividades con mi entorno afectivo. En la película se observa cómo nietos reciben clases de música de sus abuelos y cómo el resto de la comunidad en principio tolera para luego colaborar y aplaudir los progresos. Podemos y debemos estar y apoyar a los nuestros, y si no los tenemos, “adoptar” los de los vecinos.

–          Actividades lúdicas. En la película algunos residentes reciben clases de “bailes latinos”, otros juegan al croquet,… actividades lúdicas en grupo que favorezcan la convivencia, la integración y refuercen los vínculos emocionales.

“El Cuarteto” es un ejemplo representativo del buen cine británico actual: sencillo de planteamiento y con sólidas interpretaciones. Y en este caso en particular destila amor a los personajes, a la música clásica, a la vejez y a la vida.

La curva de la felicidad

¿Cómo cambia la percepción de la felicidad según la edad?

Curva felicidad

Percepción de satisfacción frente a la edad (Jasson Cruz y Julián Torres, estudio de satisfacción en Colombia, 2003) superpuesto a “Las edades de la mujer” (ilustración de 1900, de Gustav May Söhne). Elaboración: Jubilares 2013

Solíamos creer que mejoramos con la edad hasta los 40 años, y de ahí todo en picado…

Son varios los estudios que en los últimos tiempos desmienten esta teoría. El grado de felicidad subjetiva se mide con encuestas. Y éstas arrojan un resultado como el del dibujo que hemos preparado: a una edad entre los 40 y 50 años se encuentra el punto más bajo en el grado de satisfacción. Más feliz cuanto más joven; también al envejecer.

Este patrón en forma de U de la felicidad a lo largo de la vida, como dice Tali Sharot, en  el artículo de BBC Mundo “La felicidad evoluciona según la edad“, ha sido observado en todo el mundo, desde Suiza hasta Ecuador, Rumanía y China. Se ha documentado en más de 70 países, encuestando a más de 500.000 personas, en países desarrollados y en desarrollo.

Otras referencias que hemos encontrado sobre ello: hace unos días en el blog de Eldersarea leíamos sobre los estudios de Laura Carstensen, directora del Centro de Longevidad de la Universidad de Stanford. En “New Approaches to Housing for the Second Half of Life”, Andreas Huber fija en 44 la edad de mayor infelicidad de los europeos y 42 años en las europeas (resultado de una encuesta sobre medio millón de personas). Hemos encontrado un resultado similar en el estudio de Jasson Cruz y Julián Torres “¿De qué depende la satisfacción subjetiva de los colombianos?” (2003).

La felicidad personal en el futuro de cada uno no se puede garantizar, depende de muchos factores, internos y externos. Pero las encuestas sí nos ayudan a continuar eliminando tópicos acerca de la etapa de mayor, que entre muchas oportunidades, parece que nos reserva, con alta probabilidad, una buena dosis de felicidad.

¿Cómo acceder hoy a una vivienda? La cesión de uso

Modelo no especulativo y sin fin de lucro en que la propiedad de las viviendas siempre recae en la cooperativa.

WohnprojekteEl modelo que promovemos principalmente desde Jubilares es el de “cooperativa de cesión de uso“. Siempre repetimos que se trata de un tema instrumental, apostamos por él porque se trata de la que parece la mejor opción conforme a la legislación actual en nuestro país. En cada ocasión se habrá de estudiar el modelo jurídico que mejor se adapte a las necesidades de los que pretenden hacerse un jubilar. En todo caso este tiene unas características que lo hacen idóneo para las comunidades autogestionadas de mayores.

Los Modelos de Cooperativas de Uso (MCU, tal y como los llaman nuestros amigos de Sostre Civic),son una forma más de acceder a la vivienda que ya funciona hace más de 100 años en los paises escandinavos (Modelo Andel), Alemania (Wohnprojekte) o latinoamérica (FUCVAM). Tiene mucha información sobre la materia la página de Habitapedia

Reproducimos aquí las principales características, ventajas y objectivos de estos modelos de cooperativas de uso son :

      • Sistema de cooperativas no especulativo y sin fin de lucro en que la propiedad de las viviendas siempre recae en la cooperativa y donde los cooperativistas disfrutan de un uso indefinido de la vivienda a traves de un derecho de uso asequible.
        No es especulativo porque el precio se fija para que con el tiempo, cada vez sea más fácil acceder a la vivienda
      • La cooperativa se crea con voluntad de duración indefinida. Permite mantener el uso (en nuestro caso, residencial para personas mayores)
      • Este derecho puede ser indefinido en el tiempo, transmitido y heredado.
      • El derecho de uso se obtiene con una entrada inicial (retornable, incluyendo mejoras) y se mantiene con un un “alquiler” asequible mensual.
      • Entrada inicial (con posibilidad de financiación) proporcional a la superfície de la vivienda y a les rentas de las personas.
      • Derecho de uso con tendencia a la baja, destinado a retornar la deuda para construir o rehabilitar las viviendas, el mantenimento y la mejora del edificio, a los gastos comunes y a la cooperación entre las otras cooperativas jubilares y sus usuarios/as.
      • Diseño participativo y personalizado de las viviendas y espacios comunes.

ONUEn España, donde más del 83% de las viviendas son en propiedad, se hace necesario, como dice el Informe de la Relatora de la ONU Raquel Rolnik, “promover alternativas a las políticas de vivienda basadas en el crédito privado y la propiedad”, modificar “el paradigma, pasando de las políticas basadas en la financialización de la vivienda a un enfoque de estas políticas centrado en los derechos humanos.”

El modelo “Andel” permite el acceso a la vivienda a gente joven y/o sin recursos económicos fijando un derecho de uso bajo y un “alquiler” prolongado en el tiempo (obviamente, los intereses que se habrán de pagar serán a lo largo del tiempo elevados). Para el caso de personas mayores y con recursos (casi el 90% de los mayares de 65 años, en España, tiene vivienda en propiedad) puede interesar más que ese derecho de uso (andel) sea más elevado, y el “alquiler” bajo, pues se reduce el coste financiero.

¿Me permite el paso?

inmigrante cuida anciano en romaEn el espléndido artículo “Las nuevas parejas piden paso“, del blog de ACCEPLAN, se describen con mucho acierto esos nuevos tipos de parejas que circulan por las calles de hoy:

– Aquellas constituidas generalmente por una persona joven, de procedencia latinoamericana, y una persona mayor que se agarra temerosa pero firmemente a su brazo.

Las que se desplazan en silla de ruedas acompañadas por un familiar o amigo.

Las primeras son “sólidas”, imposibles de separar. Las segundas, gracias a la técnica aplicada a las sillas de ruedas, tienen un poco más de juego: puede que uno de los paseantes se sitúe separado, detrás, etc.

Cuando se piensa en la necesidad de salvaguardar una anchura libre para el paso de personas con alguna discapacidad se suele tomar como referencia la silla de ruedas, que no llega a los 80cm. Sin embargo en la foto se ve cómo una de estas parejas ocupa 150cm. La velocidad del paso también es relevante: requiere contar con el previsible “adelantamiento” de otros peatones…

nuevasparejas_04El reconocimiento del impacto del entorno físico en la vida de las personas, especialmente de aquellas vulnerables, ha llevado recientemente a la formulación de modelos como el de las ciudades amigables, que van más allá de los tradicionales conceptos de accesibilidad, para abordar cuestiones de transporte, ambiente, comunicación, participación, etc.

Una ciudad amigable, según define la guía que se desarrolló en el seno de la OMS, “adapta sus estructuras y servicios para que sean accesibles e incluyan a las personas mayores con diversas necesidades y capacidades”.

La clave para un diseño amigable: la empatía. Sólo poniéndonos en el lugar del otro será posible un diseño ciertamente adaptado a la diversidad de necesidades y capacidades.

Desde Jubilares pretendemos la mejora del entorno de las personas mayores para sean realmente incluidas en la sociedad. Más allá del espacio físico inmediato (la cocina, el hogar, el bloque de viviendas…) la siguiente escala es fundamental para un envejecimiento realmente activo: el barrio, la ciudad… deben permitir no solo el “paso” sino una verdadera experiencia de vida en ellos.