La Maison en Petits Cubes

Preciosa y evocadora película de Kunio Katô. Ganó el Óscar al mejor corto de animación en 2009. Proponemos verla (12 minutos) antes de leer nuestros comentarios puesto que las imágenes son muy sugerentes y se pueden hacer múltiples lecturas de ellas. Os animamos a participar en los comentarios del artículo y compartir entre todos nuestras impresiones.

Desde Jubilares nos gustaría destacar algunos aspectos muy interesantes sobre la CASA y la CIUDAD:
1.- Cada momento de la vida tiene una casa (un tamaño, unos muebles…). Hay tiempos para añadir y tiempos para reducir. En todo caso el cambio se hace por obligación (externa, el agua sube), y se elige qué llevar al siguiente nivel. ¿Qué nos llevaríamos cada uno de nosotros?
2.- Dicho cambio, decimos por obligación, ¿necesariamente ha de realizarse cuando ya llega el agua a los tobillos? Todos sabemos que el agua subirá… La ciudad y la casa parece que podrían ser mejores con reflexión y anticipación.
3.- Desde nuestro punto de vista el gran drama es la soledad: ¡dónde están los demás!

Hay tanta soledad cuando ya no queda tiempo de tender puentes

… ¿de verdad no queda tiempo?

Anuncios

  1. Miguel Ángel Mira

    Sin quitar mérito a la realización, conmover mediante la nostalgia es una fórmula casi infalible. Este corto me recuerda el comienzo de la pelicula de la productora Pixar “UP”, uno de esos momentos estelares de la historia del cine, donde también se nos cuenta intensamente, a través de un viaje sin palabras, el pasado del protagista, un hombre viudo y ya muy mayor.
    A diferencia de esta, en “UP”, el solitario anciano decide romper el cerco de los recuerdos para, precisamente, hacerles un homenaje.
    Jaime, cooperativista de Trabensol, nos dice (en un video) “no vivimos de los recuerdos, sino de proyectos”. Lógicamente esto me interesa más, y por tanto en este corto de Kunio Katô echo en falta “el proyecto”. El protagonista parece resignado a quedar atrapado por sus recuerdos, y eso me entristece.

  2. Pingback: El riesgo de no hacer nada | Jubilares
  3. Pingback: El riesgo de no hacer nada, de Asociación Jubilares. | Envejecimiento Saludable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s