Etiquetado: nuevos modelos

La quinta generación. Modelos residenciales para personas mayores

A partir de una artículo del sociólogo Miguel Montero, incluido en el libro “Innovaciones en Residencias para personas en situación de dependencia. Diseño arquitectónico y modelo de atención” sobre el caso alemán, nos proponemos esbozar los distintos modelos residenciales que se han ido sucediendo a lo largo del último medio siglo, y presentar dónde nos encontramos al respecto en la actualidad.

Montero menciona allí un interesante documento (pdf en alemán) elaborado por la KDA (Kuratorium Deutsche Altershilfe) que plantea, para Alemania, una cronología en absoluto trasladable a nuestro país. Sí lo es la sucesión de modelos, que hemos ido adoptando aquí con décadas de retraso. Es muy ilustrativo, y es por ello que lo traemos aquí para nuestra reflexión. Así podemos hablar de cuatro modelos, correspondientes a cuatro “generaciones”. Miguel Montero los describe así:

modelos-residencias-mayores

Ilustraciones obtenidas en el documento “Aproximaciones para la reordenación de las residencias de personas mayores”: Peter Michell-Auli y Christine Sowinski, “Die 5. Generation:KDA-Quartiershäuser. Ansätze zur Neuausrichtung von Alten- und Pflegeheime”. Kuratorium Deutsche Altershilfe, Köln 2012

1ª Generación. Modelo institucionalizante – asilo (Alemania, 1940-60)

  • La persona es cuidada como “acogida”
  • Se emplean recursos escasos en su atención
  • Las habitaciones son compartidas, con baños comunes
  • 13m2 por persona.

2ª Generación. Modelo hospital (Alemania, 1960-70)

  • La persona es cuidada como “paciente”
  • Especial atención en la técnica geriátrica
  • Espacios comunes centralizados
  • Atención reactiva, con externalización de la rehabilitación
  • 28,5m2/persona

3ª Generación. Modelo residencia (Alemania, años 1980)

  • Visión integral de la persona
  • Modelo de atención centrado en las competencias (no en los déficits)
  • Autonomía, individualidad, atención activadora
  • Espacio individuales de “vivienda”, con baño propio
  • Espacios comunes descentralizados
  • Agrupaciones de 20 a 40 personas
  • Alternativas: centros de día/noche, viviendas tuteladas, servicio de atención a domicilio (SAD)
  • 38,8m2 / persona

4ª Generación. Modelo familia (Alemania 1990-2000)

  • Centrado en la persona
  • Atención integral, centrada en la historia de vida
  • Personal especializado con presencia continua
  • No hay separación entre cuidados, tareas domésticas y asistencia social
  • No hay sistemas centralizados de atención (ej. cocinas)
  • Agrupaciones de 8-12 personas
  • Alternativas: pisos compartidos, proyectos de barrio (se desplaza la atención, no la persona)
  • 40m2 / persona

En España conviven en la actualidad residencias de 2ª y 3ª generación. Y desde hace pocos años se comienzan a implantar, con mucha fuerza, complejos residenciales de 4ª generación, con “unidades de convivencia” y atención centrada en la persona tal y como se describe más arriba. Es de destacar el esfuerzo que están haciendo en este sentido administraciones como la Junta de Castilla y León y el Gobierno Vasco, y organizaciones como la Fundación Matia y la Fundación Pilares para la Autonomía Personal.

La quinta generación: autonomía personal con inclusión en la comunidad

El documento mencionado de la KDA plantea una 5ª generación para las viviendas que esta entidad promueve en Alemania, que denominan “proyectos de distrito” (quartierskonzept). El nuevo modelo asume los logros del modelo familia y añade tres importantes principios: vida íntima, vida comunitaria, vida pública. Se trata de potenciar la individualidad, pero también la apertura a una comunidad más amplia. Las claves para ello son:

Cocina adaptada para una mayor autonomía personal. Foto: Carpintería Arguti (http://www.arguti.com)

Cocina adaptada para una mayor autonomía personal. Foto: Carpintería Arguti (http://www.arguti.com)

  • Apartamentos en lugar de habitaciones (es decir, con cocina individual)
  • Residencia como “centro comunitario” que participan en la vida social del barrio o la ciudad

La “5ª generación” se expresan en nuestro país con propuestas que incluyen atención integral centrada en la persona, ya sean jubilares (con iniciativa y autogestión de los propios interesados), o apartamentos con servicios (promovidos por un tercero), algunas viviendas con este tipo de atención (ej Etxean Ondo Domicilios), pisos compartidos intergeneracionales con estudiantes y atención a domicilio, etc. siempre que prevean a su vez una relación de inclusión en una comunidad más amplia. En este sentido, nos encontramos hoy en un momento en el que la apuesta más ambiciosa pasa por un modelo en el que la integración de “cuidados, tareas domésticas y asistencia social” (4ª generación) trasciende las paredes del complejo residencial.

manifestación personas mayoresEl modelo asistencial, en esta 5ª generación, se completa con una mejora de los sistemas de atención a domicilio, con propuestas de participación ciudadana, de mejora de los entornos de barrio y ciudad (ej. proyecto de Ciudades Amigables con las Personas Mayores…).

Como hemos comentado en otras ocasiones, la Unión Europea apuesta en la actualidad por una transición que va desde la atención institucional a los cuidados basados en la comunidad. Creemos que la opción más coherente con esta idea, y el mayoritario deseo de permanecer en el hogar será la paulatina transformación de comunidades de barrio a entornos donde envejecer en casa y verdaderamente incluidos en la comunidad.

Anuncios

Nuevos modelos residenciales para mayores en La 2 de TVE

Miguel Angel Mira en La 2Con ocasión de la finalización de las obras de la cooperativa Trabensol, el programa “Para todos la 2” emitió un reportaje sobre nuevos modelos residenciales para mayores. Tuvimos oportunidad de charlar, dentro y fuera de antena, con Juan Luis de Olives, uno de los cooperativistas que junto a un buen grupo de amigos creó esa fuerte comunidad que ha luchado durante diez años para llegar a vivir como ellos han decidido.

Su ejemplo anima a todos en esa búsqueda del lugar adecuado para vivir esa última etapa de la vida. Ya lo hemos comentado en otros medios y ayer pudimos hacerlo en La 2: nuestra asociación Jubilares, tras conocer el caso de Trabensol nació contagiada de ese entusiasmo,  y surgió, para “recoger la iniciativa que hizo Trabensol, comprobar que es una iniciativa que se usa en el resto del mundo, en Estados Unidos, en toda Escandinavia, en Alemania, en Inglaterra… y modelizar eso para el caso de España.”

Que la gente que, como ellos, quiere hacerse un centro, encuentren una asociación que les acompañe y se lo facilite“. No son pocos los escollos que tuvieron que salvar nuestros amigos de Trabensol a lo largo de 10 años.

A diferencia de esto, desde Jubilares pretendemos que ese camino se allane, que los mayores que quieran vivir de forma autónoma y con el apoyo emocional de una comunidad encuentren quien les acompañe y haga fácil todo el complejo proceso para lograr ese “centro de convivencia para mayores, creado por ellos, de su iniciativa, diseñado por ellos, y con un sistema de atención integral y centrado en la persona”. Un centro que “es tu casa” (“se trata de mudarse como te has mudado otras veces en la vida”), donde no se rompen los lazos familiares, donde se hallen incluidos en un medio urbano, en un ambiente completamente personalizado y familiar.

Ayer volvimos a insistir en que nuestro modelo hay que “entenderlo como una oportunidad, de vivir con amigos, con las relaciones comunitarias que dan el soporte emocional para estar muchísimo mejor los últimos años de la vida.”

Se puede ver el programa completo en:

Jubilares en “La 2” de TVE

índiceMañana día 9 de enero particiaremos en el programa “Para todos la 2“, en La 2 de RTVE. Acudirá Miguel Ángel Mira, presidente de Jubilares, en compañía de nuestros amigos de Trabensol y de Lamorous (Matia). El tema a tratar es el de nuevos modelos residenciales para mayores.

Se emitirá el miércoles día 9 a las 12 del mediodía y a las 19.30 de la tarde.

Se puede ver online desde la página de rtve A la Carta:

Nuevos modelos de vivienda para personas mayores

Espacios y tecnologías amigables para vivir en casa.

Este fue el título de la jornada desarrollada ayer, 7 de noviembre, en los Servicios Centrales del IMSERSO, promovida por éste y el CEAPAT (Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas)

Una buena parte de la jornada pasó por la presentación de sistemas o dispositivos de ayuda para que la vivienda de la persona mayor (y sobre todo con alguna minsuvalía) pueda adaptar su vivienda a sus necesidades, y no al contrario, como a menudo parece inevitable.

Housing proyectado por el holandés Herman HertzbergerSiendo absolutamente imprescindible esta labor de rehabilitación del parque de vivienda, nos pareció de mayor interés aquellas intervenciones que hacían hincapié en un paso más: la búsqueda de “nuevos modelos de vivienda“, tal y como rezaba el título de la jornada. Los que dan “respuesta a las necesidades y expectativas de las personas mayores para vivir con autonomía el mayor tiempo posible en su entorno habitual participando activamente en la sociedad” [sic]. Los mayores no son necesariamente dependientes. El problema de la vivienda de los mayores no es solo la escalera del portal y la ducha.

Los “nuevos” modelos no son tales más allá de nuestras fronteras. En España llevamos décadas de retraso en los modelos residenciales para mayores. Hemos de reflexionar sobre el espacio en que viven los mayores, en el interior y más allá de los límites de la vivienda. Los nuevos entornos urbanos (hoy con densidades tan bajas que casi promueven la soledad) han de dar paso, como decía Cristina Rodríguez Porrero, directora del CEAPAT, a esos espacios “accesibles y amigables“. Sólo así se construirán esas, de las que oímos hablar tanto últimamente, viviendas y ciudades “inteligentes”. Esa es la teoría… Y en la acción, “políticas centradas en la persona“.

Los mayores, como decía el arquitecto Heitor García Lantarón en su ponencia, “empiezan a ser conscientes de que sus necesidades van a superar su capacidad de adaptación”. Hay que adelantarse si se quiere ser plenamente autónomo. Los nuevos modelos se basan en entornos humanos participativos, impulsados por los propios mayores, y con espacios capaces de adaptarse. ¿Y en la siguiente escala, los barrios o ciudades? Mayor densidad y más diversidad.

En conclusión, como decía este investigador, hagamos “vivienda para envejecer” (y nótese el verbo, que envejecer es acción).