Etiquetado: jubilares

Morir en casa

«Morir es un hecho trascendente y sagrado, (…) con independencia de las ideas religiosas, filosóficas y/o éticas de cada cual. Este hecho requiere un ambiente también «sagrado», íntimo, personal, familiar y humano: el propio hogar.»

AbrazoSon palabras del médico general Juan Gervás, coordinador del Equipo CESCA, en una interesante entrevista realizada por Silvia Cruz Lapeña. Mirando hacia la muerte de cara y sin tapujos habla de una sociedad que oculta y disfraza la muerte. «En este juego macabro de ocultar y disfrazar la muerte el hospital cumple una función aparentemente definida, tipo el «haga todo-todo-todo por mi padre» (que está muriendo y «todo» lo que precisa es un ambiente sereno a domicilio, una familia unida, unos servicios sociales que apoyen y buenos médicos y enfermeras de cabecera que controlen el dolor y demás, y que llegado el caso ayuden a evitar una agonía inútil».

Los hospitales eran antaño espacios de «hospitalidad» y concentración de tecnología, y hoy, según Gervás, deben cambiar. Hoy «el desarrollo tecnológico permite llevar los servicios desde la cama del hospital al consultorio médico y de allí al hogar del paciente.» Es por ello que la atención personal del profesional de siempre, el médico general, es según el Equipo CESCA, la adecuada para asistir en los últimos momentos. Ante nuestra propia actitud, ambivalente ante la muerte, solo cabe que los profesionales de la asistencia al paciente acepten y empaticen con los deseos, sentimientos de miedo, aceptación, piedad, lucha… de paciente y familiares. Solo así se puede morir con dignidad.

Nos resulta especialmente relevante la reflexión sobre el entorno físico y social que implica la «casa» donde morir con dignidad, lo que parece querer una buena parte de la población:

«Morir en casa es un deseo natural. El hogar es el refugio donde uno encuentra la paz y la seguridad, muchas veces sin saber exactamente porqué.» Y añade: «rodeado de tantas cosas que nos unen a la vida, que nos recuerdan tan buenos ratos, con la familia, con los amigos y vecinos, con los que nos quieren, conocen y respetan.»

Parece que ese «porqué» que no se sabe «exactamente» para querer morir en casa tiene mucho que ver con ese «estar rodeado» de personas. Pero, ¿queremos morir en casa o morir acompañados? Seguramente las dos cosas. El 15,3% de los ancianos en España vive en soledad. Solo en Madrid mueren en la absoluta soledad cien mayores al año. Eso ocurre en sus propias casas y en principio no parece una opción deseable. Cuando a la gente le preguntan «dónde desea ud. morir» y dicen casa, ¿en qué están pensando exactamente? ¿A qué llamamos «casa»?

Queremos poner el acento en la construcción de ese entorno (hogar) en el que tener la posibilidad de envejecer hasta incluso morir en él. Un hogar que permita la atención adecuada comentada, pero también el soporte emocional que deseamos a nuestro alrededor. Porque ¿qué sentido tendría plantearnos la opción de morir en casa cuando hace años que tuvimos que salir de ella? Para que exista opción debemos crear la oportunidad, y esto es una vivienda, la propia, adaptada y adaptable, en la que podamos permanecer hasta el final.

Morir con dignidad es decidir, en la medida de lo posible, dónde hacerlo. Desde Jubilares intentamos ayudar a que «el hogar» se convierta en una opción realista y posible. Como siempre, la elección es de la persona.  Y si decidimos morir en «nuestra casa», ésta es aquella en la que están nuestras cosas, nuestra gente.

A propósito de la película “EL CUARTETO”

el-cuarteto

Cartel de la versión original: Quartet

En los últimos años estamos asistiendo al nacimiento de un nuevo subgénero dentro de las comedias “dramáticas”, el de las películas sobre “mayores”. Para una sociedad que idolatra la juventud e ignora la vejez resulta una novedad ver propuestas que, desde el entretenimiento, nos muestren las situaciones a las que nos enfrentamos en el último tramo de la vida. Siempre en tono amable, se nos introduce en los problemas más específicos de esta etapa: la soledad, la enfermedad, el cambio de entorno, los problemas económicos,… Aunque parece que estén destinadas a este segmento de edad, por su factura y hechuras buscan atraer a todo tipo de público (algo parecido a lo que hace unas décadas el cine hizo con la adolescencia). “¿Y si vivimos todos juntos?”, “El exótico Hotel Marigold” y “El cuarteto” ilustran perfectamente esta nueva categoría.

El cuarteto” (Quartet), estrenada recientemente, narra lo que sucede en una residencia para músicos retirados de Inglaterra durante la preparación de la gala anual que realizan para la recaudación de los fondos necesarios para su mantenimiento. La llegada de una nueva y afamada inquilina revolucionará los planes y trastocará ciertas relaciones de esta comunidad. El divismo, las rivalidades, la añoranza de la juventud colorean una trama cómica (con algún toque agrio) en la que los personajes se ven envueltos hasta su desenlace final. La residencia se ubica en una finca con mansión (donada a su fin por un rico director musical muerto sin descendencia) magnífico escenario para el desarrollo de la ficción.

Independientemente de sus valores cinematográficos nos interesa comentarla aquí porque ilustra perfectamente el tipo y categoría de actividades a promover y que deben coexistir en la rutina de nuestros jubilares.

–          Actividades principales destinadas al mantenimiento del conjunto. En la película la Gala anual es un método de recaudación con el que pagar los gastos de mantenimiento, una actividad a cambio de un servicio. Son músicos y prefieren practicar y actuar a cambio de dinero con el que sufragar los gastos (como en la vida activa de cualquier persona). Otra opción sería desempeñar personalmente esas funciones de mantenimiento: jardinería, limpieza, arreglos,…. Y, por supuesto, la combinación de ambas. Lo importante es llevar a cabo las posibles (en la medida de nuestras fuerzas físicas y de acuerdo con mis vecinos) fomentando la convivencia (reforzando vínculos emocionales) y reduciendo gastos.

–          Actividades de integración con el entorno social próximo. En la película las lecciones que uno de los personajes imparte periódicamente a un grupo de adolescentes de algún centro próximo (se supone). Debemos convertir nuestro jubilar en parte activa del barrio y, aprovechando nuestra experiencia, ofrecernos para ayudar y/o compartir experiencias. Este tipo de prácticas puede propiciar nuevas relaciones integeneracionales generalmente valoradas como muy gratificantes.

–          Actividades con mi entorno afectivo. En la película se observa cómo nietos reciben clases de música de sus abuelos y cómo el resto de la comunidad en principio tolera para luego colaborar y aplaudir los progresos. Podemos y debemos estar y apoyar a los nuestros, y si no los tenemos, “adoptar” los de los vecinos.

–          Actividades lúdicas. En la película algunos residentes reciben clases de “bailes latinos”, otros juegan al croquet,… actividades lúdicas en grupo que favorezcan la convivencia, la integración y refuercen los vínculos emocionales.

«El Cuarteto» es un ejemplo representativo del buen cine británico actual: sencillo de planteamiento y con sólidas interpretaciones. Y en este caso en particular destila amor a los personajes, a la música clásica, a la vejez y a la vida.

Cohousing, los abuelos se van de casa

Ysivivimostodosjuntos_FichaCineEs el titular del reportaje del semanario Mujer Hoy, publicado el pasado 19 de enero. Explica muy bien el concepto «cohousing» aplicado a los mayores («senior cohousing«). Extendido en muchos países desde hace décadas, en España, como comenta el artículo, se han llevado a cabo un puñado de experiencias de este tipo.

Nuestro modelo, denominado «jubilar» adopta el «cohousing» añadiendo un elemento que nos parece clave: la asistencia integral y centrada en la persona, que permitirá vivir en dicho espacio bajo cualquier nivel de dependencia. Y no necesariamente asumir que «tendremos que acabar en una residencia”, como dice en algún punto del texto.

Reproducimos algunos fragmentos del reportaje (que se puede descargar completo aquí):

Todos tienen la ilusión de envejecer entre amigos, en un sitio agradable donde no estén aislados, aburridos y arrinconados. La fórmula que han encontrado es el ‘cohousing’, un sistema que combina la privacidad de las casas particulares con la vida social de los espacios comunes, como la lavandería, el gimnasio, la biblioteca o los jardines. (…) Los fundadores se implican en cuerpo y alma en todas las partes del proceso, desde escoger los terrenos y decidir los planos a negociar con los arquitectos y los ayuntamientos de las ciudades. Están construyendo una casa a su medida y toman todas decisiones de principio a fin porque quieren, mantener el control sobre sus vidas.

“Se establecen relaciones muy fuertes entre la gente y al final tienes un grupo de amigos listo para ayudar en todo. Si alguien enferma y tiene que hacer una rehabilitación, prefiere hacerla en casa y no quedarse en el hospital”, (…) Dene Peterson (81 años), uno de los fundadores del ‘cohousing’ ElderSpirit.

“No nos parecía bien hipotecarle la vida a nuestros hijos. Muchos hemos atendido a nuestros mayores y sabemos que supone una pérdida de vida propia y una elevado nivel de sufrimiento. No queremos repetir la historia”, explica Ángel Abalde, del proyecto Housekide (País Vasco). Él mismo comenta: “A nosotros la crisis nos viene bien. Además de disminuir el precio del suelo y la construcción, ha puesto el problema sobre el tapete: parece más claro que nunca que el Estado no podrá hacerse cargo de nosotros y lo que hacemos es salirnos del camino trillado para afrontar el envejecimiento”.

“Estamos jubilados, seguimos activos, tenemos buena salud y nos quedan años por delante, ¡¿cómo para no decidir cómo queremos vivirlos?!”, razona Marisa.
– Y los hijos, ¿qué dicen?
– ¿Ellos? ¡Pero si son los grandes beneficiados de esta historia!

 La seis reglas del ‘cohousing’

1. Es proceso donde participan todos.Los habitantes se implican desde el principio en el diseño del conjunto y son responsables de las decisiones finales

2. El diseño de cada vivienda y del conjunto está pensado para facilitar unas estrechas relaciones de vecindad, donde sean posibles la comunicación y la ayuda mutua.

3. Existen unos servicios comunes (cocina, comedor, lavandería, tendedero, sala de estar, TV, biblioteca, taller, gimnasio…) que complementan los de la vivienda privada.

4. La gestión está en manos de los propios residentes.

5. La  estructura social no es jerárquica. Las decisiones se adoptan democráticamente tras discusión, y a poder ser por consenso.

6. Economías separadas. Cada cual mantiene su independencia económica, participando en los gastos comunes, según lo que se haya pactado.

Estas 6 reglas descritas en el artículo bien valen para nuestro modelo, Jubilares. Nosotros añadimos alguna regla más, que también han asumido algunas de las experiencias comentadas: los servicios y espacios comunes no son solo son diseñados sino también gestionados por los vecinos (no existe un mero «cosumo pasivo» de servicios); tamaño controlado (entre 15-30 viviendas); método que sirve a la creación de la comunidad antes que el edificio; viviendas adaptadas y adaptables («para toda la vida»); Asistencia Integral y Centrada en la Persona; y asociación de jubilares en una Red que sirva para el intercambio de experiencias.

Quienes somos, qué proponemos

Bienvenida 19 enero

Tan sencillo y tan difícil

El pasado sábado, día 19 un nuevo grupo de interesados nos brindó la ocasión de volver a presentar el modelo «Jubilares«. Todo nuestro esfuerzo de difusión a través de folletos, página web, redes sociales o este mismo blog cobra sentido al sentarnos cara a cara y explicar personalmente nuestra propuesta de vida en la etapa de mayor a la gente, con sus inquitudes propias, sus circunstancias concretas, sus preferencias o incluso sus manías.

Principios, referencias internacionales, método, plazos, costes, leyes… los temas se plantean en la presentación y se concretan y matizan en el debate. El diálogo es clave porque estamos hablando de una manera de vivir, y a cada uno le interesa o le preocupa más un aspecto distinto.  Cada presentación nos enriquece y nos permite aprender más, completar nuestra propuesta y mejorar nuestras explicaciones. No en vano la participación de los interesados es medular en el diseño y funcionamiento de los Jubilares.

Desde la asociación Jubilares, muchas gracias al grupo por vuestro interés, buena disposción y cercanía. A todos los que nos concozcáis, tengáis curiosidad pero os queden dudas, llamadnos. Todo es mucho más fácil sentados a la mesa, charlando cara a cara.

Nuevos modelos residenciales para mayores en La 2 de TVE

Miguel Angel Mira en La 2Con ocasión de la finalización de las obras de la cooperativa Trabensol, el programa «Para todos la 2» emitió un reportaje sobre nuevos modelos residenciales para mayores. Tuvimos oportunidad de charlar, dentro y fuera de antena, con Juan Luis de Olives, uno de los cooperativistas que junto a un buen grupo de amigos creó esa fuerte comunidad que ha luchado durante diez años para llegar a vivir como ellos han decidido.

Su ejemplo anima a todos en esa búsqueda del lugar adecuado para vivir esa última etapa de la vida. Ya lo hemos comentado en otros medios y ayer pudimos hacerlo en La 2: nuestra asociación Jubilares, tras conocer el caso de Trabensol nació contagiada de ese entusiasmo,  y surgió, para «recoger la iniciativa que hizo Trabensol, comprobar que es una iniciativa que se usa en el resto del mundo, en Estados Unidos, en toda Escandinavia, en Alemania, en Inglaterra… y modelizar eso para el caso de España.»

«Que la gente que, como ellos, quiere hacerse un centro, encuentren una asociación que les acompañe y se lo facilite«. No son pocos los escollos que tuvieron que salvar nuestros amigos de Trabensol a lo largo de 10 años.

A diferencia de esto, desde Jubilares pretendemos que ese camino se allane, que los mayores que quieran vivir de forma autónoma y con el apoyo emocional de una comunidad encuentren quien les acompañe y haga fácil todo el complejo proceso para lograr ese «centro de convivencia para mayores, creado por ellos, de su iniciativa, diseñado por ellos, y con un sistema de atención integral y centrado en la persona». Un centro que «es tu casa» («se trata de mudarse como te has mudado otras veces en la vida»), donde no se rompen los lazos familiares, donde se hallen incluidos en un medio urbano, en un ambiente completamente personalizado y familiar.

Ayer volvimos a insistir en que nuestro modelo hay que «entenderlo como una oportunidad, de vivir con amigos, con las relaciones comunitarias que dan el soporte emocional para estar muchísimo mejor los últimos años de la vida.»

Se puede ver el programa completo en:

Jubilares en «La 2» de TVE

índiceMañana día 9 de enero particiaremos en el programa «Para todos la 2«, en La 2 de RTVE. Acudirá Miguel Ángel Mira, presidente de Jubilares, en compañía de nuestros amigos de Trabensol y de Lamorous (Matia). El tema a tratar es el de nuevos modelos residenciales para mayores.

Se emitirá el miércoles día 9 a las 12 del mediodía y a las 19.30 de la tarde.

Se puede ver online desde la página de rtve A la Carta:

Jubilares en la revista de la UDP

UDP248Jubilares cuenta con un pequeño reportaje de dos páginas en la revista de la UDP «El poder de la unión», en su número 248, de noviembre-diciembre: págs. 31 y 32, sección de ocio y estilos de vida (en la revista se denomina con el desenfadado término de «Diviértete»).

El artículo lo han redactado desde la propia revista a partir de los encuentros que hemos mantenido en los últimos meses.  «Un jubilar no es una residencia, es un grupo de personas que han decidido cambiarse de casa para vivir uno al lado del otro». Así comienza el texto. Como nos ocurre a menudo cuando explicamos qué es un jubilar, comienza por decir lo que NO es. Qué difícil parece explicar lo nuevo…

En todo caso sí destaca los puntos clave que nos parecen diferenciadores de nuestro modelo: las «intensas relaciones de vecindad» sin perder la «libertad personal» («uno sigue viviendo en su casa»), la «participación» en todo el proceso de creación y en la vida del jubilar, la existencia del «método» de creación de la comunida, «entendida como grupo capaz de apoyarse mutuamente y dar seguridad»; la «asistencia domiciliaria», como «asistencia integral y centrada en la persona hasta cualquier nivel de dependencia» (vivienda para toda la vida)…

Invitamos a la lectura de la revista, que se puede descargar en versión pdf, junto con los últimos números, en este enlace.

Ahí se encuentra información sobre el XVIII Congreso Confederal Internacional, en el que pudimos participar en noviembre, la campaña «Doce Causas para 2012», la clausura del Año Europeo del Envejecimiento Activo y mucho más.

Asociación Jubilares en la Red «Modelo y Ambiente»

Desde ayer la asociación Jubilares está reconocida como Buena Práctica en la red «Modelo y Ambiente», un proyecto de la Fundación Pilares para la autonomía personal.

Se consideran Buenas Prácticas, desde el planteamiento de esta Red, aquellas experiencias y actuaciones innovadoras, sistematizadas y documentadas que, aplicando formas de intervención coherentes con el modelo, se orientan a la consecución de mejoras en todos los ámbitos de la calidad de vida y el bienestar de las personas que requieren apoyos, salvaguardando su dignidad, derechos, intereses y preferencias y contando con su participación efectiva. Es decir, iniciativas encaminadas a la implantación y/o perfeccionamiento del modelo de atención integral y centrada en la persona, que puedan constituirse como referentes para servir de orientación o replicarse en otros contextos.

Tal y como se definen las Buenas Prácticas de la Red constituyen «una aportación para la innovación y generación de conocimiento en las diversas dimensiones relacionadas con el modelo, desde cualquiera de los ámbitos, programas o servicios de atención desde los que se actúe (…) o mediante la aplicación de diseños arquitectónicos acordes con el modelo…»

Nuestra asociación define un MODELO (jubilar) y una METODOLOGÍA (Método «Nielsen») de forma inédita en España. Los objetivos persiguen la «mejora de la calidad de vida de las personas mayores mediante el acompañamiento en el desarrollo de viviendas diseñadas de manera participativa en entornos comunitarios amigables, y que satisfagan sus necesidades a medida que estas se vayan presentando.»

Ficha completa de Jubilares, aquí

Asociación Jubilares da la bienvenida a «Dos Fuentes»

El pasado 29 de septiembre de 2012 se llevó a cabo la presentación de bienvenida a «Dos Fuentes«, en la Casa Vanhecke, en San Ildefonso (Segovia). Nos acompañaron Pilar Rodríguez y Gonzalo Berzosa, presidenta y secretario de la Fundacion Pilares.

«Dos fuentes» es el segundo grupo de amigos que quieren formar una comunidad autogestionada que diseñe el lugar donde desea vivir.

Tenían bastante claro qué les traía a nuestro modelo, cuáles eran sus razones: vivir con autonomía y dignidad en un lugar bello; no ser una carga para nadie, pero no acabar sólo y excluído… . Necesitaban algunas aclaraciones fundamentales.

La exposición que hice, sin embargo, se centró más en las razones que en las soluciones. No obstante creo que me perdonaron el error de apreciación y al final de la jornada pudimos entrar en las cuestiones que más les interesaban.

Esta primera reunión con los grupos es simpre complicada. Intentaremos en la próxima contar con más datos de las personas que se interesan antes de prepararla, para poder responder a sus dudas de forma más certera.

Fue un día agradable y lo pasamos bien. Yo aprendí bastante de sus preguntas y dentro de poco nos veremos de nuevo, e intentaremos que algunas preguntas queden resueltas y sobre todo que los temores queden vencidos por el entusiasmo que contagia verse envueltos por la fuerza que genera la larga amistad.

«Dos fuentes» no es un nombre definitivo, pero suena bien

miguel ángel mira

Jubilares en «Nosotros Los Mayores» nº145

Artículo que describe brevemente el modelo de Jubilares en el artículo «Una iniciativa de vida y alojamiento», dentro de la sección INICIATIVAS del periódico «Nosotros Los Mayores» en su edición de septiembre (nº 145).

Aquí está el artículo completo: Art. Nosotros SEP2012