Etiquetado: Juan Luis de Olives

Atrevámonos a soñar… como Juan Luis

Juan Luis de OlivesLo primero, agradecer el interés que despertó nuestra primera aparición en tve2. Ya que mucha gente nos llama y nos pregunta, hemos de aclarar que ni Jubilares ni MMN Arquitectos ha intervenido en la iniciativa Trabensol. Como ya comentamos en nuestra entrada de 01.06.2012, la gente de Trabensol y su espíritu fue una inspiración para nosotros cuando les conocimos en 2011.

Creemos que Juan Luis de Olives, Cooperativista de Trabensol, en el debate del 9 de enero en tve2, fue la viva imagen de lo que hemos querido otras veces explicar con palabras; Juan Luis irradia felicidad y nos cautiva en la pantalla, además de explicarse con claridad y contenido.
La sonrisa de Juan Luis, su simpatía y saber estar en el programa contestaban por si solas la pregunta que le hizo Marta, la presentadora: “¿cómo convencería a la gente para que emprendiera una iniciativa similar?”: Podría haber dicho:“No sé; no tienen más que ver lo contento que estoy”.

La respuesta de Juan Luis fue aun mejor, y mostraba su ya larga experiencia: “la gente se convence en seguida; el problema es “el último empujón”, ese impulso que sólo se halla preguntándose qué quiero hacer en esa etapa”

Podemos constatar que en este momento ese es el escenario: Jubilares entusiasma a quien lo conoce pero está costando mucho trabajo “el último empujón”, dar el último paso.

Este vídeo de Inknowation que nos ha dado a conocer Coaching de Mayores nos trata de explicar que el cambio no es pérdida sino suma y desarrollo. Nos dibuja, literalmente, los miedos, su origen y su solución.

El proyecto vital es una responsabilidad ética personal que no podemos dejar en manos de otros. Si no NOS ATREVEMOS A SOÑAR, especialmente los mayores, con nuevos objetivos, podemos quedar atrapados en una vida no deseada.

Sin embargo ampliando nuestra experiencia, “saltando” a la “zona mágica” donde están los grandes retos, en vez de temores encontraremos seguridad en nosotros mismos, confianza en nuestros compañeros y tal vez un sentido más trascedente a nuestra vida.

Esto explicaría esa sonrisa de Juan Luis, que parece decirnos: “no sólo soy feliz donde estoy ahora, sino que además lo que hemos logrado me dice que con cada paso hacia adelante, que desconozco y que me espera, sólo va a aumentar mi dicha”