Etiquetado: atención integral y centrada en la persona

Nuevo documento sobre “La Atención Integral y Centrada en la Persona”

Portada de La Atención Integral y Centrada en la Persona, de Pilar Rodríguez RodríguezActualmente se habla mucho de la atención centrada en la persona y también de la atención integral como modo de enfocar la intervención y organizar los servicios cuando se atiende a personas que requieren apoyos y cuidados de larga duración. Sin embargo, existe bastante confusionismo conceptual al aludir a estas cuestiones y no siempre la aplicación de estos modelos resulta acorde a su filosofía (salvaguardar la dignidad, los derechos y la autonomía de las personas que precisan apoyos desde los sistemas de atención y desde la intervención profesional).

Se trata del modelo de atención que proponemos para los jubilares, dando un paso más allá en la forma de entender el senior cohousing de otros países.

En la publicación “La Atención Integral y Centrada en la Persona” que acaba de editar la Fundación Pilares para la Autonomía Personal, se intentan clarificar esos conceptos y se ofrecen orientaciones basadas en evidencia científica, así como ejemplos derivados de la experiencia empírica sobre cómo avanzar en el desarrollo de este modelo de atención.

Porque tener una discapacidad o una situación de dependencia no debe ser un obstáculo para que las personas puedan seguir desarrollando sus propios proyectos de vida y vivir con bienestar y dignidad. Por ello, desde los recursos sociales y sanitarios (ya sea mediante la atención en el domicilio, en el entorno comunitario o en centros residenciales) debe y puede favorecerse que estos enfoques se apliquen de manera efectiva en la práctica cotidiana.

Se trata de una obra que puede resultar de utilidad para Administraciones Públicas, proveedores de servicios, profesionales del sector de la discapacidad y la gerontología, organizaciones y asociaciones, medios de comunicación y sociedad en general.

Se puede descargar íntegramente aquí: La Atención Integral y Centrada en la Persona

Etxean Ondo. Vivir en casa con dependencia o discapacidad

La atención integral y centrada en la persona (AICP) pretende favorecer que las personas mayores permanezcan en su casa a pesar de que tenga una situación de dependencia o discapacidad.

En el siguiente vídeo Pilar Rodríguez, presidenta de la Fundación Pilares y directora técnica del proyecto piloto Etxean Ondo Viviendas, explica de forma clara y sencilla los principios de esta experiencia:

Todos tenemos derecho a desarrollar  nuestro propio plan de vida, basado nuestros deseos y preferencias. Para seguir con ello en situación de discapacidad o dependencia necesitamos apoyos.

En el nuevo paradigma de atención, el que también forma parte de nuestro modelo de Jubilares, el gestor de casos conoce a la persona, su historia de vida, la familia, los recursos de la comunidad y, con su participación , favorece que la persona mayor siga desarrollando su vida  y recibir las atenciones que necesita. Esto es la atención integral y centrada en la persona: Sistemas de protección social adaptados a las personas”, y no al contrario.

Como dice Pilar, las viviendas han de ser adecuadas a este tipo de asistencia. En nuestro país “hay una disociación entre los sistemas de protección social, y las viviendas”. El entorno físico en el que se desarrolla este tipo de atención es clave para el éxito.

Enhorabuena a estos pioneros que están haciendo posible que Etxean Ondo sea paradigma de este tipo de atención.

El inevitable gran salto de las residencias de mayores

Quizá esta jornada marque un hito en la aplicación de la Atención Integral y Centrada en la Persona. No escuchamos la típica letanía sobre “lo que habría que hacer”: ayer nos mostraron experiencias reales, emocionantes por cuanto abren una vía de trabajo eficaz, gratificante y humana.

El inevitable gran salto de las residencias de mayoresEl pasado martes 9 de abril tuvo lugar en Madrid el primer Foro Sociosanitario SENDA organizado por el grupo de mismo nombre con la colaboración de los Servicios Sociales de Castilla y León. Bajo el título “Modelos de excelencia en la atención sociosanitaria” se presentaron distintas experiencias, públicas y privadas, en la implantación de un nuevo modelo para las residencias de mayores.

Para la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León el detonante para iniciar la experimentación del nuevo modelo en sus Residencias fue la evidente y creciente divergencia entre la demanda y la oferta residencial existente, que resulta en un porcentaje de desocupación del 22%. En ese panorama urge acercar la oferta a la población, haciéndola más atractiva y próxima.

Con este fin, y apoyándose en la experiencia y conocimientos de la Fundación Pilares e INGEMA, adoptan un modelo basado en Unidades de Convivencia y Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP). No estamos hablando de ningún invento nuevo, sino de un modelo largamente experimentado en países como Suecia, Alemania o Dinamarca.

El cambio de modelo afecta a todos los aspectos, desde ambientales hasta organizativos. Se trata de un planteamiento radicalmente distinto, en el que es la institución la que se adapta a las características y deseos de cada residente y no al revés.

La organización de los centros se realiza mediante Unidades de Convivencia, conjuntos de unos 12 residentes, con habitaciones individuales y una zona común con cocina-comedor-estar, en una ambientación hogareña (ni sanitaria ni hotelera) marcada por la personalización y la apropiación mediante muebles y objetos personales. La dinámica se basa en respetar al máximo la autonomía de cada residente, poniendo énfasis en potenciar las capacidades que cada uno conserva en lugar de clasificarlo según las que ya ha perdido. Se le dota de mayor capacidad de decisión en sus rutinas diarias: qué y cuánto comer, cómo vestir, qué actividad hacer en cada momento.

La metodología arranca con el conocimiento de la Historia de Vida de cada persona, una información más compleja y rica que un test de dependencia,  pues recoge todos sus aspectos vitales, lo que cada persona fue y lo que quiere ser. Se conoce así qué actividad tiene sentido para cada persona, y por lo tanto le motiva y le hace desear retomar el control de su vida, venciendo la dependencia que genera la institucionalización. Es por tanto natural que las tareas cotidianas se conviertan en eje de la actividad, mostrando además todo su potencial terapéutuico, y ayudando a cada uno a cuidar de sí mismo hasta donde puede seguir haciéndolo. El modelo también se apoya en la figura del profesional de referencia, pues apuesta por la proximidad y la continuidad como las mejores armas para el conocimiento y el seguimiento de la evolución de cada residente.

Bajo este modelo las Residencias se convierten en  hogares, flexibles y abiertos a las familias para su presencia y colaboración. Entornos cálidos en los que el residente pueda desarrollar su propia vida, con los apoyos que necesite.

Las experiencias piloto realizadas en la Residencia Los Royales de Soria y la Residencia Lacort Viana en Viana de Cela (Valladolid)  fueron presentadas con una alta dosis de rigor y realismo, y lograron transmitir la ilusión y motivación que sus progresos generan en sus gestores, equipos profesionales, residentes y familiares.

La sensación que deja la presentación del modelo y su avance es que no hay vuelta atrás. Es necesario el reconocimiento al esfuerzo y trabajo durante todo este tiempo a tantas residencias tal y como las conocemos, donde multitud de profesionales se han desvivido para atender de la mejor manera posible a sus residentes. Pero ante el descubrimiento y conocimiento de las nuevas opciones, desarrolladas y testadas, sólo cabe rendirse a la evidencia: el cambio es inevitable.

Los pilotos en desarrollo deberán arrojar datos sobre las cuestiones por afrontar y mejorar (estructura del coste económico, ratios de personal, marco jurídico de responsabilidad, …). Pero ya nos han mostrado que el cambio ha de ser sereno y progresivo, basado en la concienciación e implicación de residentes, personal y familia,  con la calma que cualquier adaptación requiere.

Y desde luego, dejaron sin argumentos para eludir el desafío de un cambio de paradigma imprescindible.

La realidad parece apuntar que el mayor reto de inversión económica podrá ser la remodelación física de las Residencias Tradicionales, dependiendo mucho de su situación de partida. Desde luego, aquellas que tienen habitaciones de menos de 20 m² para dos residentes están más lejos que las que hayan apostado hace tiempo por espacios mayores.

Pero el modelo al menos muestra una opción existosa y deseable, y que, desde el punto de vista de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León puede solucionar la alta desocupación. Quizá sea mejor una habitación individual ocupada que una doble vacía.

La especial virtud de esta jornada fue mostrar una realidad, no una mera teoría. Y esa realidad es esperanzadora e ilusionante pues no vincula la calidad al dinero, sino a una metodología coherente e integral, que coloca en el centro al ser humano.

Teresa Martínez y la Atención Centrada en la Persona

Teresa MartínezNos alegramos de su nacimiento, que queremos compartir, de la nueva web de Teresa Martínez, “La Atención Centrada en la Persona”, http://www.acpgerontologia.com.

acpgerontologiaTeresa Martínez Rodríguez lleva muchos años trabajando por una atención donde la dignidad y la autonomía de las personas sean la base de la misma. Entre otras muchas cosas colabora con el Instutito Gerontológico Matía (INGEMA. Fundación Matía) y con la Fundación Pilares para la Autonomía Personal en la sensibilización/formación de profesionales y en el diseño y validación de instrumentos de evaluación de servicios. El número de publicaciones sobre el tema es muy numeroso.

La atención centrada en la persona es el modelo coherente con la prevista en los jubilares. Porque las personas usuarias de esa atención son las protagonistas, porque integra diferentes modelos de atención profesionalizada, dando la máxima importancia al ejercicio de su autonomía y su bienestar subjetivo, e incorpora nuevas formas de hacer, las que se están experimentando en los últimos años y que facilitan que esa atención sea integral.

Incluimos aquí el decálogo que propone Teresa para definir esta atención centrada en la persona referida a la gerontología:

1. Todas las personas tenemos dignidad. Somos valiosas.

2. Cada persona somos única. Cada una tenemos un proyecto vital

3. La biografía es la razón esencial de nuestra singularidad. Esa es la base del plan de atención y de vida

4. Las personas tenemos derecho a controlar nuestra propia vida. Derecho a la autonomía. Somos protagonistas de nuestro proceso de atención.

5. Decimos todas. Así, las personas con grave afectación cognitiva también tienen derecho a ejercer su autonomía

6. Todas las personas tenemos fortalezas y capacidades. Reconocerlas servirá para fortalecer la autoestima.

7. El ambiente físico influye en nuestro comportamiento y bienestar

8. La actividad cotidiana tiene una gran importancia en el bienestar de las personas. Teresa habla de actividades plenas de sentido

9. Las personas somos interdependientes. Necesitamos de los demás para realizarnos plenamente.

10. Las personas somos seres multidimensionales sujetos a cambios. Por eso la atención requiere intervenciones integrales, coordinadas y flexibles.

En la nueva web encontraremos documentos, otros sitios web recomendados, audiovisuales, proyectos de aplicación del modelo de atención… Esperamos que siga creciendo en contenidos, eso significará que seguirá recogiendo los frutos merecidos. Merecido por profesionales que están trabajando tanto en ello como Teresa, pero por supuesto por los mayores, los que tienen derecho a una atención integral y centrada en su persona.

Acuerdo de colaboración entre Jubilares y Fundación Pilares

Firma_peq

Gustavo Navarro, Miguel Ángel Mira (vicepresidente y presidente de Jubilares), Pilar Rodríguez y Gonzalo Berzosa (presidenta y secretario de la Fundación Pilares)

Hoy Miguel Ángel Mira Illana y Pilar Rodríguez Rodríguez, presidentes respectivos de la asociación Jubilares y la Fundación Pilares para la Autonomía Personal, hemos firmado un acuerdo marco de colaboración para difundir buenas prácticas en el diseño de nuevas viviendas en las que, además de las condiciones constructivas y de ubicación idóneas, se garantice la atención psicosocial y sanitaria que se precise, siguiendo el Modelo de atención intregral y centrada en la persona (AICP). Para ello aportamos nuestros conocimientos y experiencias en los ámbitos del envejecimiento, la discapacidad  y la dependencia.

Mediante este Acuerdo de colaboración formalizamos una relación de cooperación que abarca de manera sistemática todos aquellos aspectos relacionados con la aplicación del Modelo AICP  en los que ambas partes tenemos mutuo interés.   Y en concreto, lo centramos en el apoyo mutuo que ambas entidades nos prestaremos para el diseño y construcción de comunidades con sentido, con el objetivo de fomentar la autonomía personal  y el envejecimiento activo, como instrumentos necesarios para la inclusión de las personas mayores y las personas con discapacidad.

Confiamos en que esta alianza se traduzca en acciones útiles no solo para los colectivos vulnerables en los que estamos volcados sino para el conjunto de la sociedad.

Ambos pensamos que solo sumando esfuerzos lograremos alcanzar nuestros objetivos. Esperamos, por ello, seguir sumando…